Por qué la programación interesa cada vez más a los jóvenes

Por qué la programación interesa cada vez más a los jóvenes
Por qué la programación interesa cada vez más a los jóvenes

Débora Slotnisky

28 de agosto de 2021 - 2 min de lectura

Está creciendo el número de personas que estudian para ser desarrolladores web full stack. Acá, los motivos de este fenómeno y por qué la cantidad de desarrolladores sigue siendo escasa.


Elegir una profesión es cosa seria porque se trata de una actividad que desarrollaremos a diario durante varios años. Si bien es cierto que uno puede cambiar de carrera en cualquier momento de la vida, siempre conviene elegir una labor que nos resulte interesante y atractiva. Dicho esto cabe señalar que cada vez más jóvenes se inclinan por la programación.

¿Por qué ese interés creciente por el mundo del desarrollo? En primer lugar, desde niños los usuarios interactúan con software y pantallas, lo que hace que al llegar a la edad de elegir una carrera se sientan familiarizados con los productos digitales. Esto es algo que no ocurría en el pasado.

Por otra parte, se han eliminado muchos mitos vigentes hace unos años como por ejemplo que escribir código es una profesión aburrida, poco creativa y solitaria. En verdad, se trata de una carrera muy entretenida, desafiante, colaborativa y centrada en encontrar soluciones a los problemas que tiene la sociedad en general o un grupo de usuarios en particular. 

Otro fenómeno que impacta es que muchos colegios primarios han incorporado robótica y programación como asignaturas, ayudando a que millones de niños se interesen y apasionen por el código.

Por otra parte, cálculos del BID para 2025 señalan que Latinoamérica requerirá 1,2 millones de desarrolladores de software para suplir la demanda de empleo en este campo. Esta altísima necesidad por contratar programadores web se debe a que todas las compañías “corren” bajo software, y los usuarios también utilizamos websites y apps para ejecutar gran cantidad de tareas personales y laborales.

Frente a esta situación, la ecuación es clara: hay pleno empleo para los profesionales del mundo de la programación y obtienen salarios mucho más abultados en comparación con otros perfiles. A modo de ejemplo, un desarrollador web full stack junior cobra un 40% más del salario mínimo vital y móvil en Argentina.

Hay más razones: han evolucionado los sistemas de enseñanza con lo cual se puede aprender a programar a distancia, mediante cursos y carreras cortas basadas en la práctica. Esto lleva a que un estudiante pueda ser empleable en el corto o mediano plazo. 

Además, el mundo nunca ha estado más globalizado y esto lleva a que, como la escasez de talento es universal, una persona puede trabajar para empresas situadas en el otro extremo del mundo, de forma remota.

Salario, beneficios, tareas creativas, trabajar desde el hogar para el mundo y oportunidades reales de crecimiento profesional. Miles de jóvenes latinoamericanos están descubriendo esta realidad, por eso crece el interés por estudiar programación