Las mujeres siguen siendo minoría entre los profesionales STEM, pero la brecha parece achicarse

Las mujeres siguen siendo minoría entre los profesionales STEM, pero la brecha parece achicarse
Las mujeres siguen siendo minoría entre los profesionales STEM, pero la brecha parece achicarse

Débora Slotnisky

4 de marzo de 2021 - 4 min de lectura

Repasamos cifras actuales y recordamos la importancia de que más mujeres desarrollen sus vocaciones vinculadas a disciplinas mal consideradas como idóneas para los hombres.


Si bien desde hace se destaca que hombres y mujeres tienen las mismas capacidades para desarrollar su carrera profesional dentro de las carreras STEM (de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), lo cierto es que en Latinoamérica y el Caribe (LAC) los caballeros son mayoría en las profesiones de las disciplinas mencionadas, y esta   disparidad educativa tiene implicaciones en las organizaciones ya que, al contar con grupos de trabajo donde claramente predominan el género masculino, pierden nuevas perspectivas y miradas para encontrar soluciones a los problemas que deben resolver. 

En este sentido, numerosas investigaciones han concluido que la diversidad, entre otras cosas de género, es esencial para la productividad, la competitividad y la  innovación de las compañías. Por este motivo, es fácil encontrar actualmente organizaciones que tienen el foco puesto en incorporar mujeres programadoras así como damas especialistas en Ciencia de Datos, por dar solo dos ejemplos. 

A qué se debe la escasez de mujeres

Son varios los factores que explican por qué las mujeres se han mantenido alejadas de las carreras STEM. Por un lado, hay estereotipos difíciles de romper según el cual las profesiones mencionadas son ideales para los hombres, pero no para las chicas. 

Por otra parte, hay desconocimiento respecto a cómo es la práctica laboral ya que muchos prejuzgan al pensar que se trata de carreras aburridas, para gente demasiado inteligente y que implican muy poca creatividad. Sin embargo, se trata de posiciones desafiantes, colaborativas y donde el foco suele estar en encontrar soluciones a problemas que tiene la sociedad. Incluso hay mujeres sumamente importantes tanto en la historia de la Tecnología en general como en la Programación en particular.

Para poner lo dicho en números, en Colombia solo dos de cada diez mujeres decide estudiar una carrera que tengan que ver con ciencia y tecnología, según un reciente estudio. Y en Perú, según CONCYTEC, el porcentaje de mujeres profesionales dedicadas a la ciencia, tecnología e innovación alcanza el 34% del total de profesionales registrados en el Directorio Nacional de Investigadores e Innovadores (DINA).

Qué se puede hacer

Educar a las niñas para que no crezcan con los prejuicios arriba enunciados y, al momento de seguir sus estudios de grado se inclinen por carreras STEM es un excelente punto de partida. Para eso, también es importante informar a padres y docentes sobre las oportunidades reales de desarrollo profesional que tienen las niñas que siguen sus vocaciones vinculadas con las profesiones STEM.

Incentivar a las organizaciones no solo a que sumen más mujeres a su plantilla, sino que también concedan beneficios para ellas, como jornadas con horario flexible y mayor tiempo de licencia por maternidad es algo crucial para que las profesionales no se sientan ante la necesidad de abandonar su profesión al momento de decidir acerca de su maternidad.

De la misma manera, impulsar a las mujeres a que estudien carreras digitales a través de programas de becas y afines es una medida tan importante como concreta. Con excelentes resultados hemos lanzando varias iniciativas de este tipo en Digital House. En tal sentido, se nota que año a año aumenta el interés de las mujeres por estudiar disciplinas digitales, y actualmente alrededor del 40% de los estudiantes de Digital House son mujeres.

Vale destacar que el panorama es más que alentador para las mujeres que se dedican a disciplinas digitales: Más de la mitad (65%) de las latinoamericanas que trabajan en tecnología ha visto que, en lo que respecta a la igualdad de género, la cancha de juego se ha nivelado en sus organizaciones durante los últimos dos años, en comparación con sus contrapartes norteamericanas (57%) y europeas (50%). Es más, el 67% de las mujeres latinoamericanas está de acuerdo en que sus habilidades y experiencia se consideraron más que su género al aspirar a su primer puesto en la industria. Este avance obtenido en tan poco tiempo representa un paso positivo hacia la inclusión en el sector, de acuerdo a las conclusiones presentadas hoy durante el foro virtual de Kaspersky “Mujeres Latinoamericanas en Tech: situación actual y desafíos futuros”, realizado a partir de una encuesta aplicada a 13.000 hombres y mujeres que trabajan en TI y en el que América Latina se destaca como “campeón mundial” cuando se habla de equidad de género en este sector.

El documento señala que más de dos tercios de las mujeres de la región (71%) se siente segura de que sus opiniones son respetadas desde el primer día de trabajo en la industria de TI. En este sentido, las mejor posicionadas son las peruanas (89%), seguidas por las mexicanas (72%), brasileñas (71%), argentinas (67%), las colombianas (66%) y finalmente las chilenas (62%).

Considerando que el 65% de los chicos que hoy están en el colegio primario trabajarán, según el World Economic Forum, de profesiones que hoy no existen, muchas de las cuales serán STEM, es importante seguir trabajando día a día para que más mujeres se inclinan por estas disciplinas.