MENU

| AR

Sedes

Cursos

UdeSa

Programas Ejecutivos

Programas Ejecutivos

Paises

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria
#Otros

Debora Slotnisky

2 de abr - min de lectura

Desde que el gobierno nacional decretó la emergencia sanitaria para evitar la propagación del covid-19, en Digital House lanzamos una serie de webinars gratuitos y abiertos para conversar acerca de distintos temas que hacen a la transformación digital.


Mariano Wechsler, cofundador y Director Académico de la organización, estuvo a cargo de la videoconferencia “Digital mindset”, enfocándola en el contexto actual en el cual todos entramos en cuarentena de un momento a otro.

“Tradicionalmente, las organizaciones están orientadas a medir sus resultados en función de sus ganancias, y esto es lo prioritario. Además, las estructuras son burocráticas y piramidales. Al mismo tiempo, lo líderes ejercen mucho control sobre sus equipos, se trabaja mucho en base a planificaciones, y el conocimiento no fluye entre las áreas de la firma”, comentó.

Este modelo es radicalmente distinto al que deben tener las compañías alineadas con una cultura digital. “Las firmas maduras desde este punto de vista ponen énfasis en su propósito, ya que si trabajan bien este aspecto las ganancias llegan. Además, suelen trabajar en redes conformadas por equipos interdisciplinarios, donde cada miembro tiene autonomía y está empoderado para proponer nuevas ideas. Lejos de efectuarse un control exhaustivo y de trabajar bajo planificaciones, se les permite a los colaboradores experimentar, probar en chiquito, equivocarse y aprender de esos errores para luego avanzar en implementaciones más grandes. Por otra parte, el conocimiento fluye entre las gerencias porque es en base a los datos concretos que se conocer la realidad para tomar mejores decisiones de negocio”, explicó.  

A raíz de la pandemia, millones de personas que trabajan en compañías de todo tipo y tamaño se vieron obligadas de a trabajar desde sus hogares de forma súbita. Esto generó que, de inmediato, se rompan las jerarquías, se comparta la información y se confíe en los colaboradores para que trabajen con mayor autonomía.

Probar “en chiquito” y luego escalar 

Wechsler mencionó, a modo de ejemplo, el caso de éxito implementado en el colegio al que asiste su hija: “Cuando comenzó a avanzar el coronavirus, los padres nos organizamos para que nuestros hijos sigan conectados a distancia con sus amigos. Rápidamente, creamos un documento para que los adultos propongan qué actividad podían compartir a través de videoconferencias. Algunos cocinan, otros explican un tema. Lo importante es que todos colaboren para que a diario los chicos tengan una actividad online que se lleva a cabo todos los días a la misma hora”, explicó.  

En concreto, los padres de “3C” abrieron un espacio virtual de colaboración. Desde ese momento, ese proyecto dejó de tener un solo “dueño”, porque comenzó a enriquecerse con el aporte de todos.  

Con el correr de los días y la rutina establecida, los padres ajustaron algunos detalles se dieron cuenta que el proyecto funcionaba porque los niños están felices de reencontrarse a diario con sus amigos, porque comparten experiencias y también siguen aprendiendo. Con este “Mínimo Producto Viable” (MVP) probado, mejorado y puesto en funcionamiento, hablaron con los directivos del colegio para abrir más canales de comunicación. “Nuestra idea se puso a disposición para que sea copiada por el colegio. Los directivos, entusiasmados, replicaron este sistema anárquico y lo adaptaron para implementarlo en el resto de las aulas”, comentó Wechsler. 

Lecciones para las organizaciones

El ejemplo de 3C es pertinente porque en las organizaciones la situación es similar. De repente, todos estamos teletrabajando y relacionándonos de nuevas maneras para mantenernos productivos. “Tenemos que buscar formas de normalizar lo anormal. Tenemos que adaptarnos rápidamente”, argumentó el cofundador de Digital House ante la audiencia remota.  

“Las empresas tienen que aceptar los errores, porque a través de ellos se aprende mucho. En la conversación con los directivos de la escuela, lo primero que se notaba era miedo ¿Cómo los docentes le van a hablar a sus alumnos delante de sus padres? Pero ahora ya no quedan opciones. Esa transparencia ocurrió desde el momento que estamos todos conectados”, explicó.  

“Estamos viviendo una transformación digital social y obligatoria que nos impone dar pasos que hasta ahora no habíamos dado. Por eso, las organizaciones deberían romper con sus jerarquías y darle más poder a su gente. Este es el momento de aprender a equivocarnos por acción, y no por omisión”, sentenció Wechsler.

Como consejo, el cofundador de Digital House incentivó a la audiencia para que escuchen más a las personas con perfiles tecnológicos con las que trabajan porque ellos conocen muchas herramientas de productividad y colaboración, y porque están más acostumbrados a trabajar bajo una cultura digital. Además, recomendó la sobrecomunicación porque dado que el equipo no se encuentra físicamente ya que está distribuido, es importante enfatizar los mensajes, algo que puede hacerse mediante herramientas digitales.   

Oportunidades

Wechsler opina que en este contexto de crisis sanitaria van a aparecer oportunidades por todos lados. “Vamos a aprender muchas cosas que deberíamos haber aprendido antes. Por eso tenemos que estar predispuestos a sacarle provecho a esta realidad, intentando que la organización adquiera realmente una cultura digital”.   

Para concluir, el cofundador de Digital House, remató: “Mientras vivimos en cuarentena podemos aprovechar las herramientas digitales que ya existen para trabajar y para pensar nuevas ideas. También para equivocarnos “en chiquito” y consolidar esta cultura digital que estamos adquiriendo ahora para consolidarla cuando la pandemia termine”. 

Otras Noticias

3 tendencias de marketing digital para el segundo semestre 2021   img
#Marketing

3 tendencias de marketing digital para el segundo semestre 2021

Dado que la pandemia hizo que los hábitos digitales de los consumidores evolucionen de forma acelerada como respuesta al confinamiento, es probable que los profesionales de marketing digital cuenten con conocimientos desactualizados. Si la realidad de los consumidores cambia, hay que modificar la forma de abordarlos mediante las estrategias de marketing digital.Por este motivo, presentamos algunas tendencias para considerar durante los próximos meses:  1. Los cambios digitales en el comportamiento del consumidor están aquí para quedarseLa consultora McKinsey descubrió que la pandemia aceleró la adopción del ecommerce. De esta forma, en tres meses se evolucionó lo que se esperaba que ocurriera a lo largo de 10 años.Ahora, para atraer a los clientes al momento de las compras por internet hay que contar con una plataforma de uso sencillo, entrega rápida y medios de pagos numerosos.  En este sentido, el informe más reciente del Institute for Business Value de IBM señala que la implementación de pagos móviles sin contacto es una prioridad para el 47% de las firmas sondeadas, mientras que el 45% indicó su interés por contar con plataformas de venta digital más sólidas.2. Los especialistas en marketing deben adelantarse a la demanda de los consumidores con información en tiempo realLas estadísticas de búsqueda son lo más cercano a la voz del cliente en tiempo real que se puede obtener. De hecho, los consumidores les dicen explícitamente a las marcas sobre sus deseos, necesidades e intenciones en las consultas online así como también en su comportamiento en el website.Así es como los especialistas de marketing digital deben escuchar, analizar y luego activar estas estadísticas con personalizaciones en tiempo real para poder conectar mejor con los clientes y, así, generar más ventas.  3. Los datos de origen aumentan en importancia y valorA medida que Google planea eliminar las cookies de terceros, tanto los profesionales de PPC como los de SEO se esfuerzan por elaborar estrategias para un futuro sin cookies. De hecho, el 46% dice que la depreciación de éstas es su principal desafío en los medios para 2021.Dado que la orientación de los anuncios y el análisis del comportamiento se volverán más difíciles, crecen el valor y la importancia de los datos propios. Por eso es que la recomendación consiste en planificar ahora cómo se manejarán las preguntas e inquietudes de los consumidores sobre la privacidad y el almacenamiento de sus datos.  

Estas son las preferencias en ecommerce y redes sociales de los latinoamericanos  img
#Marketing

Estas son las preferencias en ecommerce y redes sociales de los latinoamericanos

Con el inicio de la pandemia y el posterior aislamiento, los consumidores cambiaron sus hábitos de consumo y rutina. Entre otras cosas, este fenómeno disparó el ecommerce. De hecho, las ventas online se multiplicaron por cinco desde marzo del 2020.La última edición del Barómetro COVID-19, realizada por Kantar la agencia en consultoría e insights, menciona que aunque este canal mantendrá el consumo que ha conseguido durante la pandemia, el generar experiencias de compra es uno de los pilares principales para mantener el consumo.  Por otro lado, los medios digitales de pago siguen siendo relevantes para el consumidor. En tal sentido, es clave entender que los latinoamericanos prefieren realizar pagos con tarjetas de crédito, de débito o aplicaciones móviles por encima del efectivo. Es Brasil (76%) el país en donde tienen una mayor preferencia por este tipo de pagos electrónicos, a diferencia de Argentina (54%), Colombia (53%) y México (50%).El consumo de plataformas digitales y redes sociales en LatinoaméricaKantar menciona que los consumidores de Latinoamérica invierten más tiempo en los medios digitales, y conocer estos datos es muy relevante para poder crear estrategias exitosas de marketing digital. Los brasileños son los máximos consumidores de contenido online en la región, incrementando el 78% su navegación por internet. Los mexicanos ocupan la segunda posición en consumir más este tipo de contenidos y en tercer lugar se encuentran los colombianos.Mientras que los argentinos son los que menos incrementaron su uso. Por ejemplo, solo el 27% ve TV on demand y/o streaming más que al iniciar la pandemia.Otro hallazgo importante en el Barómetro COVID-19, y que es fundamental para cualquier estrategia de marketing digital, es que dentro de los medios digitales, se encontró que Youtube, Facebook e Instagram son las plataformas con mayor crecimiento durante la pandemia. Siendo nuevamente Brasil el país con mayores incrementos en este sector.El consumo de videos para entretenimiento o para adquirir una nueva habilidad hizo que YouTube fuera la plataforma más solicitada durante el aislamiento y se registró un incremento de uso.En Brasil el 74% de las personas aumentaron su consumo, para México el 67%, Colombia 60% y Argentina 45%. En cambio el 66% de los mexicanos fueron más activos en Facebook, seguido de los brasileños (56%), los colombianos (49%) y, por último, los argentinos (34%).

Los datos pueden transformarse en valor para las empresas  img
#Datos

Los datos pueden transformarse en valor para las empresas

Si bien se sabe que los datos de una organización son fundamentales para conocer la realidad y tomar decisiones más inteligentes, todavía hay bastante desconocimiento respecto a cómo lograr que la información sea accionable para el logro de objetivos estratégicos.  En tal sentido, un estudio reciente a nivel internacional encontró que el 79% de los encuestados usa BI o herramientas de análisis de datos. En tanto, más del 40% de los sondeados indicó que sus empresas utilizan la analítica con fines principalmente operativos o de ventas y marketing. La toma de decisiones estratégicas mejorada fue el mayor beneficio para la mayoría (65%). Otras ganancias explicitadas fueron un mejor conocimiento sobre los clientes (45%), ahorros en los costos operativos (44%) y aumento de ventas (32%).  Obtener información accionable, que relacione los datos con el valor comercial, debería ser el objetivo central de toda estrategia empresarial. De todos modos, el problema es que a veces las firmas recopilan tantos datos que pierden el foco. Muchas otras veces no cuentan con especialistas en data analytics que sepan convertirlos en información relevante para el negocio.  Es decir, que no es suficiente con que los datos se transformen en información: deben convertirse en conocimiento concreto para una toma de decisiones más asertiva.