MENU

| AR

Sedes

Cursos

UdeSa

Programas Ejecutivos

Programas Ejecutivos

Paises

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria
#Otros

Debora Slotnisky

2 de abr - min de lectura

Desde que el gobierno nacional decretó la emergencia sanitaria para evitar la propagación del covid-19, en Digital House lanzamos una serie de webinars gratuitos y abiertos para conversar acerca de distintos temas que hacen a la transformación digital.


Mariano Wechsler, cofundador y Director Académico de la organización, estuvo a cargo de la videoconferencia “Digital mindset”, enfocándola en el contexto actual en el cual todos entramos en cuarentena de un momento a otro.

“Tradicionalmente, las organizaciones están orientadas a medir sus resultados en función de sus ganancias, y esto es lo prioritario. Además, las estructuras son burocráticas y piramidales. Al mismo tiempo, lo líderes ejercen mucho control sobre sus equipos, se trabaja mucho en base a planificaciones, y el conocimiento no fluye entre las áreas de la firma”, comentó.

Este modelo es radicalmente distinto al que deben tener las compañías alineadas con una cultura digital. “Las firmas maduras desde este punto de vista ponen énfasis en su propósito, ya que si trabajan bien este aspecto las ganancias llegan. Además, suelen trabajar en redes conformadas por equipos interdisciplinarios, donde cada miembro tiene autonomía y está empoderado para proponer nuevas ideas. Lejos de efectuarse un control exhaustivo y de trabajar bajo planificaciones, se les permite a los colaboradores experimentar, probar en chiquito, equivocarse y aprender de esos errores para luego avanzar en implementaciones más grandes. Por otra parte, el conocimiento fluye entre las gerencias porque es en base a los datos concretos que se conocer la realidad para tomar mejores decisiones de negocio”, explicó.  

A raíz de la pandemia, millones de personas que trabajan en compañías de todo tipo y tamaño se vieron obligadas de a trabajar desde sus hogares de forma súbita. Esto generó que, de inmediato, se rompan las jerarquías, se comparta la información y se confíe en los colaboradores para que trabajen con mayor autonomía.

Probar “en chiquito” y luego escalar 

Wechsler mencionó, a modo de ejemplo, el caso de éxito implementado en el colegio al que asiste su hija: “Cuando comenzó a avanzar el coronavirus, los padres nos organizamos para que nuestros hijos sigan conectados a distancia con sus amigos. Rápidamente, creamos un documento para que los adultos propongan qué actividad podían compartir a través de videoconferencias. Algunos cocinan, otros explican un tema. Lo importante es que todos colaboren para que a diario los chicos tengan una actividad online que se lleva a cabo todos los días a la misma hora”, explicó.  

En concreto, los padres de “3C” abrieron un espacio virtual de colaboración. Desde ese momento, ese proyecto dejó de tener un solo “dueño”, porque comenzó a enriquecerse con el aporte de todos.  

Con el correr de los días y la rutina establecida, los padres ajustaron algunos detalles se dieron cuenta que el proyecto funcionaba porque los niños están felices de reencontrarse a diario con sus amigos, porque comparten experiencias y también siguen aprendiendo. Con este “Mínimo Producto Viable” (MVP) probado, mejorado y puesto en funcionamiento, hablaron con los directivos del colegio para abrir más canales de comunicación. “Nuestra idea se puso a disposición para que sea copiada por el colegio. Los directivos, entusiasmados, replicaron este sistema anárquico y lo adaptaron para implementarlo en el resto de las aulas”, comentó Wechsler. 

Lecciones para las organizaciones

El ejemplo de 3C es pertinente porque en las organizaciones la situación es similar. De repente, todos estamos teletrabajando y relacionándonos de nuevas maneras para mantenernos productivos. “Tenemos que buscar formas de normalizar lo anormal. Tenemos que adaptarnos rápidamente”, argumentó el cofundador de Digital House ante la audiencia remota.  

“Las empresas tienen que aceptar los errores, porque a través de ellos se aprende mucho. En la conversación con los directivos de la escuela, lo primero que se notaba era miedo ¿Cómo los docentes le van a hablar a sus alumnos delante de sus padres? Pero ahora ya no quedan opciones. Esa transparencia ocurrió desde el momento que estamos todos conectados”, explicó.  

“Estamos viviendo una transformación digital social y obligatoria que nos impone dar pasos que hasta ahora no habíamos dado. Por eso, las organizaciones deberían romper con sus jerarquías y darle más poder a su gente. Este es el momento de aprender a equivocarnos por acción, y no por omisión”, sentenció Wechsler.

Como consejo, el cofundador de Digital House incentivó a la audiencia para que escuchen más a las personas con perfiles tecnológicos con las que trabajan porque ellos conocen muchas herramientas de productividad y colaboración, y porque están más acostumbrados a trabajar bajo una cultura digital. Además, recomendó la sobrecomunicación porque dado que el equipo no se encuentra físicamente ya que está distribuido, es importante enfatizar los mensajes, algo que puede hacerse mediante herramientas digitales.   

Oportunidades

Wechsler opina que en este contexto de crisis sanitaria van a aparecer oportunidades por todos lados. “Vamos a aprender muchas cosas que deberíamos haber aprendido antes. Por eso tenemos que estar predispuestos a sacarle provecho a esta realidad, intentando que la organización adquiera realmente una cultura digital”.   

Para concluir, el cofundador de Digital House, remató: “Mientras vivimos en cuarentena podemos aprovechar las herramientas digitales que ya existen para trabajar y para pensar nuevas ideas. También para equivocarnos “en chiquito” y consolidar esta cultura digital que estamos adquiriendo ahora para consolidarla cuando la pandemia termine”. 

Otras Noticias

3 lecciones sobre cómo las transformaciones tecnológicas pueden generar valor en las empresas img
#Tecnología

3 lecciones sobre cómo las transformaciones tecnológicas pueden generar valor en las empresas

La crisis de COVID-19 dejó en claro el imperativo empresarial de realizar transformaciones tecnológicas. En tal sentido, una encuesta reciente de la consultora McKinsey sugiere que incluso en los primeros días de la crisis, los encuestados informaban sobre el progreso en su integración de tecnología y negocios, y que estos esfuerzos crearon valor comercial tangible en cuatro medidas, incluidos nuevos ingresos y disminución en los costos.  En concreto, el estudio sobre tecnología y negocios de la consultora sobre la aceleración digital que experimentaron las organizaciones en el contexto de la pandemia les permitió detectar algunos hallazgos.Lección n° 1: invertir en tecnología crea un valor comercial significativoSegún los encuestados, más del 75% de las iniciativas emprendidas por las empresas en las que trabajan han alcanzado importantes reducciones de costos y mejoras en la experiencia de los trabajadores. En más del 50% de los casos, las inversiones en tecnología dieron origen al lanzamiento de nuevos productos o más unidades de negocio.  Lección n° 2: centrarse en las personas genera el mayor valorLos encuestados manifiestan que los cambios en las estrategias de personal y talento de sus empresas se encuentran entre los movimientos que han aportado mayor valor. En tal sentido, se destaca el enfoque sobre la capacidad tecnológica, es decir, las prácticas cambiantes para atraer, retener y mejorar el talento con habilidades digitales.Lección n° 3: el talento sigue siendo clave en el marco de las transformaciones tecnológicas Las transformaciones centradas en la estrategia de talento no sólo se destacan por su valor potencial, sino que también son mucho más comunes en las empresas de alto rendimiento. Evidentemente, la necesidad de abordar el talento es universal y urgente. Los encuestados creen que más del 40% de su fuerza laboral necesitará ser reemplazado o reentrenado fundamentalmente para compensar las brechas de habilidades de sus organizaciones.En las empresas que han perseguido transformaciones recientes, los principales desafíos para hacerlo continúan girando en torno al talento y la cultura: a saber las brechas de habilidades y las diferencias culturales, la dificultad de cambiar culturas así como las formas de trabajar y la dificultad para encontrar talento para ocupar nuevos roles. En resumen, el talento también parece obstaculizar el progreso en las empresas que no han perseguido transformaciones tecnológicas.  Como se ve, las organizaciones de todas las industrias tienen muchos desafíos por delante para extraer el máximo valor posible a sus transformaciones digitales. Para acceder al informe completo donde se detallan estos hallazgos en profundidad, así como otras lecciones, sólo hay que hacer clic acá. Y para avanzar en el proceso de cerrar la brecha de habilidades digitales que la organización necesita para crecer y adaptarse con éxito al contexto actual, puede comunicarse con el departamento de Corporate Training en Digital House haciendo clic acá. 

Aprender programación web full stack fue la gran apuesta en 2020 img
#Otros

Aprender programación web full stack fue la gran apuesta en 2020

La programación web full stack fue una las principales opciones para las personas que buscan mejorar sus oportunidades de empleo, según una nueva investigación de Red Hat. En tal sentido, casi uno de cada 20 adultos tomó un curso para aprender a escribir código durante 2020.Un estudio europeo en base a 31.100 adultos encontró que poco más de la mitad (51%) de los encuestados había adquirido una nueva habilidad desde el comienzo de la pandemia COVID-19, siendo la programación web full stack la opción más popular para mejorar las perspectivas profesionales.Cuando se les preguntó acerca de sus motivaciones para mejorar sus habilidades, casi uno de cada tres (30%) informó razones relacionadas con el empleo: ya sea para comenzar una nueva carrera, aprender una nueva destreza para un trabajo futuro o estabilidad y seguridad laboral.Los resultados también sugirieron que una gran proporción de los que estaban aprendiendo a programar esperaban ingresar a lo digital desde otra industria: de los que comenzaron a programar, el 79% no había trabajado anteriormente en tecnología y el 71% no tenía un título de una carrera relacionada.  El sector tecnológico es uno de los pocos donde el empleo parece no haberse visto afectado por el COVID-19. A medida que la pandemia obligó a las personas a trabajar y aprender desde casa, se disparó el interés por formarse en programar a través de un curso a distancia, corto y basado en la práctica. De hecho, en América Latina sucedió lo mismo ya que hay una altísima demanda por parte de personas de Latinoamérica por hacer el curso de programación web full stack de Digital House.    

Marketing digital y Data Analytics, un tándem necesario img
#Marketing
#Datos

Marketing digital y Data Analytics, un tándem necesario

Si antes el marketing consistía en bombardear con mensajes a todo el mundo, ahora el marketing digital es lo opuesto. El objetivo es personalizar al máximo el mensaje comercial con estrategias únicas en busca de generar empatía con el consumidor y, por ende, una respuesta favorable por parte de él.  Así las cosas, la tendencia en marketing digital indica que vamos hacia un modelo ultrapersonalizado, en donde lo que manda es no ser demasiado intrusivos para que el usuario no se sienta invadido por las marcas.  Para eso, las organizaciones analizan al cliente y lo ponen en el centro de su negocio. Luego le ofrecen comunicación omnicanal para que éste pueda comunicarse con la marca a través de cualquier canal, sin fisuras. Por último, es clave la capilaridad para saber en qué nivel de profundidad abordar al cliente.  Para todo esto los datos son clave. Contar con expertos en Data Analytics permite medir mejor presupuestos y competitividad, es decir, construir un discurso coherente de marca alrededor del cliente, y tomar decisiones sobre las campañas en tiempo real. En resumen, los especialistas en marketing digital y los de Data Analytics forman un equipo imbatible cuando se trata de que una marca implemente estrategias cada vez más personalizadas y promociones que aseguren una respuesta perfecta por parte del mercado.