MENU

| AR

Sedes

Cursos

UdeSa

Programas Ejecutivos

Programas Ejecutivos

Paises

No dejemos de enseñar ni de aprender ante el potencial avance del coronavirus

No dejemos de enseñar ni de aprender ante el potencial avance del coronavirus
#Otros

Mariano Wechsler

11 de mar - min de lectura

Los nuevos casos de personas con coronavirus y el riesgo de estar ante una próxima pandemia nos obliga a pensar en distintas opciones para seguir realizando nuestras tareas habituales, incluso si tenemos que dejar de asistir a espacios físicos.


En este sentido, si bien las clases por ahora no corren riesgo, es importante adelantarnos a esta posibilidad y prepararnos sabiendo que existen herramientas digitales que están al alcance de la mano para que los docentes puedan enseñar desde sus casas mientras los niños aprenden de ellos a distancia.  

Esta situación no es algo imposible. De hecho ocurrió en 2009, cuando ante el brote de Gripe A se cerraron las instituciones educativas y durante varias semanas los chicos no fueron a clases. En este contexto, el problema no se limita a las herramientas o la tecnología: el punto central es alinear a la comunidad de alumnos, docentes y padres con un objetivo en común, que es seguir aprendiendo a pesar de que circunstancialmente haya cambios importantes en la forma en la que lo hacemos. Por eso, para superar este desafío, primero tenemos que convencernos de que la eventual situación no nos va a detener ante la meta de enseñar y aprender, y que tenemos que estar preparados para los cambios, aunque esto implique que padres, docentes y alumnos deban modificar hábitos. En este sentido, para los estudiantes esto va a ser muy natural por su relación con la tecnología, en tanto que las instituciones deberán apoyar y guiar a sus docentes e impulsar la colaboración de los padres.

En definitiva, dado que en Argentina el 61% de los hogares cuentan con acceso a internet fijo, mientras que 9 de cada 10 argentinos tiene tienen por lo menos un celular activo, adoptar soluciones gratuitas o muy económicas no solo es posible de inmediato, sino que para los estudiantes de primaria, secundaria y universidad se tratará de una experiencia mucho más natural de lo que los adultos imaginan. 

Para prepararnos desde ahora con el objetivo de que el proceso de aprendizaje continúe en caso de deban suspenderse las clases presenciales, es preciso tener en cuenta algunas recomendaciones, según nuestra experiencia impartiendo cursos cortos presenciales y a distancia en todo el país vinculados con distintas disciplinas: 

  • Contenidos: Dado que lo importante es el contenido que brinda el docente, no debería preocupar la calidad de la imagen ni la escenografía del video casero que produzca para impartir la lección en esta situación. De ahí que con cualquier smartphone es posible grabar una clase, y luego distribuirla entre los alumnos. Lo mismo sucede con los recursos escritos: rápidamente pueden publicarse en un blog en espacios gratuitos y diseñado en pocos minutos, que contenga las lecturas con sus respectivas fuentes y referencias para que los estudiantes accedan a ellas desde cualquier dispositivo. En definitiva, no importa la calidad del medio sino que hay que priorizar que el contenido sea de calidad y siga llegando a los alumnos.

  • Comunicación: Mientras las clases continúen con normalidad, la comunidad educativa ya puede ir organizándose creando listas de correos electrónicos, números telefónicos y usuarios de las plataformas que se elijan para trabajar a distancia, y esto incluye a los docentes, los alumnos y los padres en los casos de educación inicial, primaria y secundaria. Este es el momento ideal para elegir canales de comunicación sincrónicos como la videoconferencia, y asincrónicos como un blog o foros en los cuales los alumnos comparten información y colocan sus inquietudes para que los docentes respondan. Los foros de discusión grupales entre alumnos y docentes así como entre colegas también es una manera de facilitar la comunicación y el debate sobre los temas a tratar.  

De la misma manera, es buena idea crear un grupo de Whatsapp o similar entre los docentes en los cuales se encuentren aquellos que tengan mayor facilidad en el uso de tecnología para que puedan dar soporte a los colegas que tengan dudas o dificultades con el uso de los recursos digitales. Esto también va a facilitar el vínculo de los docentes con una nueva forma de relacionarse tanto con las herramientas como con los alumnos y entre ellos mismos.  

  • Herramientas: Existe un amplísimo abanico de opciones para que alumnos y docentes compartan contenidos a distancia. Incluso muchas ya son conocidas por la mayoría de los usuarios. Los docentes, por ejemplo, pueden subir en YouTube las clases grabadas en su casa bajo la modalidad “oculta” o “privada”, de forma tal que solo sus alumnos puedan acceder a sus videos. Luego de que los estudiantes miren esas lecciones, podrían comentar y hacer preguntas a los docentes a través  de un “grupo cerrado”  en Facebook o mediante una aplicación de trabajo colaborativo como Slack (un espacio de chat, en forma simplificada), que es una herramientas muy popular en el ámbito empresarial. 

Si la idea es generar clases más interactivas, donde la comunicación fluya de forma bidireccional en tiempo real, se puede apelar a soluciones de videoconferencia como Hangouts, de Google. Esta firma tiene varios recursos que pueden utilizarse en el proceso de enseñanza, como Drive, a través de la cual fácilmente se pueden compartir documentos hojas de cálculo y presentaciones, y ser redactados y editados por varios usuarios remotos en simultáneo.  Hay que estar atentos ya que varias compañias 

Frente a esta pandemia causada por el coronarivus, docentes y alumnos están no solo ante el reto de seguir enseñando y aprendiendo los mismos contenidos de siempre pero a través de otros soportes, sino que también están ante la oportunidad de probar herramientas digitales para explorar otras formas de trabajo colaborativo y coaprendizaje, ya que los docentes también pueden adquirir conocimientos de las experiencias online de sus estudiantes. Por último, situaciones como ésta también nos enseñan que hay que hacer frente a las adversidades y contratiempos y que, para eso, hay que estar predispuestos al cambio. Incluso, esta experiencia nos puede servir para generar vínculos a través de nuevas herramientas que seguramente pasarán a ser patrimonio y costumbre en la comunidad educativa de cada institución.

Otras Noticias

3 tendencias de marketing digital para el segundo semestre 2021   img
#Marketing

3 tendencias de marketing digital para el segundo semestre 2021

Dado que la pandemia hizo que los hábitos digitales de los consumidores evolucionen de forma acelerada como respuesta al confinamiento, es probable que los profesionales de marketing digital cuenten con conocimientos desactualizados. Si la realidad de los consumidores cambia, hay que modificar la forma de abordarlos mediante las estrategias de marketing digital.Por este motivo, presentamos algunas tendencias para considerar durante los próximos meses:  1. Los cambios digitales en el comportamiento del consumidor están aquí para quedarseLa consultora McKinsey descubrió que la pandemia aceleró la adopción del ecommerce. De esta forma, en tres meses se evolucionó lo que se esperaba que ocurriera a lo largo de 10 años.Ahora, para atraer a los clientes al momento de las compras por internet hay que contar con una plataforma de uso sencillo, entrega rápida y medios de pagos numerosos.  En este sentido, el informe más reciente del Institute for Business Value de IBM señala que la implementación de pagos móviles sin contacto es una prioridad para el 47% de las firmas sondeadas, mientras que el 45% indicó su interés por contar con plataformas de venta digital más sólidas.2. Los especialistas en marketing deben adelantarse a la demanda de los consumidores con información en tiempo realLas estadísticas de búsqueda son lo más cercano a la voz del cliente en tiempo real que se puede obtener. De hecho, los consumidores les dicen explícitamente a las marcas sobre sus deseos, necesidades e intenciones en las consultas online así como también en su comportamiento en el website.Así es como los especialistas de marketing digital deben escuchar, analizar y luego activar estas estadísticas con personalizaciones en tiempo real para poder conectar mejor con los clientes y, así, generar más ventas.  3. Los datos de origen aumentan en importancia y valorA medida que Google planea eliminar las cookies de terceros, tanto los profesionales de PPC como los de SEO se esfuerzan por elaborar estrategias para un futuro sin cookies. De hecho, el 46% dice que la depreciación de éstas es su principal desafío en los medios para 2021.Dado que la orientación de los anuncios y el análisis del comportamiento se volverán más difíciles, crecen el valor y la importancia de los datos propios. Por eso es que la recomendación consiste en planificar ahora cómo se manejarán las preguntas e inquietudes de los consumidores sobre la privacidad y el almacenamiento de sus datos.  

Estas son las preferencias en ecommerce y redes sociales de los latinoamericanos  img
#Marketing

Estas son las preferencias en ecommerce y redes sociales de los latinoamericanos

Con el inicio de la pandemia y el posterior aislamiento, los consumidores cambiaron sus hábitos de consumo y rutina. Entre otras cosas, este fenómeno disparó el ecommerce. De hecho, las ventas online se multiplicaron por cinco desde marzo del 2020.La última edición del Barómetro COVID-19, realizada por Kantar la agencia en consultoría e insights, menciona que aunque este canal mantendrá el consumo que ha conseguido durante la pandemia, el generar experiencias de compra es uno de los pilares principales para mantener el consumo.  Por otro lado, los medios digitales de pago siguen siendo relevantes para el consumidor. En tal sentido, es clave entender que los latinoamericanos prefieren realizar pagos con tarjetas de crédito, de débito o aplicaciones móviles por encima del efectivo. Es Brasil (76%) el país en donde tienen una mayor preferencia por este tipo de pagos electrónicos, a diferencia de Argentina (54%), Colombia (53%) y México (50%).El consumo de plataformas digitales y redes sociales en LatinoaméricaKantar menciona que los consumidores de Latinoamérica invierten más tiempo en los medios digitales, y conocer estos datos es muy relevante para poder crear estrategias exitosas de marketing digital. Los brasileños son los máximos consumidores de contenido online en la región, incrementando el 78% su navegación por internet. Los mexicanos ocupan la segunda posición en consumir más este tipo de contenidos y en tercer lugar se encuentran los colombianos.Mientras que los argentinos son los que menos incrementaron su uso. Por ejemplo, solo el 27% ve TV on demand y/o streaming más que al iniciar la pandemia.Otro hallazgo importante en el Barómetro COVID-19, y que es fundamental para cualquier estrategia de marketing digital, es que dentro de los medios digitales, se encontró que Youtube, Facebook e Instagram son las plataformas con mayor crecimiento durante la pandemia. Siendo nuevamente Brasil el país con mayores incrementos en este sector.El consumo de videos para entretenimiento o para adquirir una nueva habilidad hizo que YouTube fuera la plataforma más solicitada durante el aislamiento y se registró un incremento de uso.En Brasil el 74% de las personas aumentaron su consumo, para México el 67%, Colombia 60% y Argentina 45%. En cambio el 66% de los mexicanos fueron más activos en Facebook, seguido de los brasileños (56%), los colombianos (49%) y, por último, los argentinos (34%).

Los datos pueden transformarse en valor para las empresas  img
#Datos

Los datos pueden transformarse en valor para las empresas

Si bien se sabe que los datos de una organización son fundamentales para conocer la realidad y tomar decisiones más inteligentes, todavía hay bastante desconocimiento respecto a cómo lograr que la información sea accionable para el logro de objetivos estratégicos.  En tal sentido, un estudio reciente a nivel internacional encontró que el 79% de los encuestados usa BI o herramientas de análisis de datos. En tanto, más del 40% de los sondeados indicó que sus empresas utilizan la analítica con fines principalmente operativos o de ventas y marketing. La toma de decisiones estratégicas mejorada fue el mayor beneficio para la mayoría (65%). Otras ganancias explicitadas fueron un mejor conocimiento sobre los clientes (45%), ahorros en los costos operativos (44%) y aumento de ventas (32%).  Obtener información accionable, que relacione los datos con el valor comercial, debería ser el objetivo central de toda estrategia empresarial. De todos modos, el problema es que a veces las firmas recopilan tantos datos que pierden el foco. Muchas otras veces no cuentan con especialistas en data analytics que sepan convertirlos en información relevante para el negocio.  Es decir, que no es suficiente con que los datos se transformen en información: deben convertirse en conocimiento concreto para una toma de decisiones más asertiva.