MENU

| AR

Sedes

Cursos

Carreras

Programas Ejecutivos

Paises

No dejemos de enseñar ni de aprender ante el potencial avance del coronavirus

No dejemos de enseñar ni de aprender ante el potencial avance del coronavirus
#Otros

Mariano Wechsler

11 de mar - min de lectura

Los nuevos casos de personas con coronavirus y el riesgo de estar ante una próxima pandemia nos obliga a pensar en distintas opciones para seguir realizando nuestras tareas habituales, incluso si tenemos que dejar de asistir a espacios físicos.


En este sentido, si bien las clases por ahora no corren riesgo, es importante adelantarnos a esta posibilidad y prepararnos sabiendo que existen herramientas digitales que están al alcance de la mano para que los docentes puedan enseñar desde sus casas mientras los niños aprenden de ellos a distancia.  

Esta situación no es algo imposible. De hecho ocurrió en 2009, cuando ante el brote de Gripe A se cerraron las instituciones educativas y durante varias semanas los chicos no fueron a clases. En este contexto, el problema no se limita a las herramientas o la tecnología: el punto central es alinear a la comunidad de alumnos, docentes y padres con un objetivo en común, que es seguir aprendiendo a pesar de que circunstancialmente haya cambios importantes en la forma en la que lo hacemos. Por eso, para superar este desafío, primero tenemos que convencernos de que la eventual situación no nos va a detener ante la meta de enseñar y aprender, y que tenemos que estar preparados para los cambios, aunque esto implique que padres, docentes y alumnos deban modificar hábitos. En este sentido, para los estudiantes esto va a ser muy natural por su relación con la tecnología, en tanto que las instituciones deberán apoyar y guiar a sus docentes e impulsar la colaboración de los padres.

En definitiva, dado que en Argentina el 61% de los hogares cuentan con acceso a internet fijo, mientras que 9 de cada 10 argentinos tiene tienen por lo menos un celular activo, adoptar soluciones gratuitas o muy económicas no solo es posible de inmediato, sino que para los estudiantes de primaria, secundaria y universidad se tratará de una experiencia mucho más natural de lo que los adultos imaginan. 

Para prepararnos desde ahora con el objetivo de que el proceso de aprendizaje continúe en caso de deban suspenderse las clases presenciales, es preciso tener en cuenta algunas recomendaciones, según nuestra experiencia impartiendo cursos cortos presenciales y a distancia en todo el país vinculados con distintas disciplinas: 

  • Contenidos: Dado que lo importante es el contenido que brinda el docente, no debería preocupar la calidad de la imagen ni la escenografía del video casero que produzca para impartir la lección en esta situación. De ahí que con cualquier smartphone es posible grabar una clase, y luego distribuirla entre los alumnos. Lo mismo sucede con los recursos escritos: rápidamente pueden publicarse en un blog en espacios gratuitos y diseñado en pocos minutos, que contenga las lecturas con sus respectivas fuentes y referencias para que los estudiantes accedan a ellas desde cualquier dispositivo. En definitiva, no importa la calidad del medio sino que hay que priorizar que el contenido sea de calidad y siga llegando a los alumnos.

  • Comunicación: Mientras las clases continúen con normalidad, la comunidad educativa ya puede ir organizándose creando listas de correos electrónicos, números telefónicos y usuarios de las plataformas que se elijan para trabajar a distancia, y esto incluye a los docentes, los alumnos y los padres en los casos de educación inicial, primaria y secundaria. Este es el momento ideal para elegir canales de comunicación sincrónicos como la videoconferencia, y asincrónicos como un blog o foros en los cuales los alumnos comparten información y colocan sus inquietudes para que los docentes respondan. Los foros de discusión grupales entre alumnos y docentes así como entre colegas también es una manera de facilitar la comunicación y el debate sobre los temas a tratar.  

De la misma manera, es buena idea crear un grupo de Whatsapp o similar entre los docentes en los cuales se encuentren aquellos que tengan mayor facilidad en el uso de tecnología para que puedan dar soporte a los colegas que tengan dudas o dificultades con el uso de los recursos digitales. Esto también va a facilitar el vínculo de los docentes con una nueva forma de relacionarse tanto con las herramientas como con los alumnos y entre ellos mismos.  

  • Herramientas: Existe un amplísimo abanico de opciones para que alumnos y docentes compartan contenidos a distancia. Incluso muchas ya son conocidas por la mayoría de los usuarios. Los docentes, por ejemplo, pueden subir en YouTube las clases grabadas en su casa bajo la modalidad “oculta” o “privada”, de forma tal que solo sus alumnos puedan acceder a sus videos. Luego de que los estudiantes miren esas lecciones, podrían comentar y hacer preguntas a los docentes a través  de un “grupo cerrado”  en Facebook o mediante una aplicación de trabajo colaborativo como Slack (un espacio de chat, en forma simplificada), que es una herramientas muy popular en el ámbito empresarial. 

Si la idea es generar clases más interactivas, donde la comunicación fluya de forma bidireccional en tiempo real, se puede apelar a soluciones de videoconferencia como Hangouts, de Google. Esta firma tiene varios recursos que pueden utilizarse en el proceso de enseñanza, como Drive, a través de la cual fácilmente se pueden compartir documentos hojas de cálculo y presentaciones, y ser redactados y editados por varios usuarios remotos en simultáneo.  Hay que estar atentos ya que varias compañias 

Frente a esta pandemia causada por el coronarivus, docentes y alumnos están no solo ante el reto de seguir enseñando y aprendiendo los mismos contenidos de siempre pero a través de otros soportes, sino que también están ante la oportunidad de probar herramientas digitales para explorar otras formas de trabajo colaborativo y coaprendizaje, ya que los docentes también pueden adquirir conocimientos de las experiencias online de sus estudiantes. Por último, situaciones como ésta también nos enseñan que hay que hacer frente a las adversidades y contratiempos y que, para eso, hay que estar predispuestos al cambio. Incluso, esta experiencia nos puede servir para generar vínculos a través de nuevas herramientas que seguramente pasarán a ser patrimonio y costumbre en la comunidad educativa de cada institución.

Otras Noticias

Consejos para que las PyMEs venzan a la competencia en internet img
#Marketing

Consejos para que las PyMEs venzan a la competencia en internet

En un mercado tan competitivo, no basta con ampliar los canales de venta para adaptarse a las nuevas circunstancias, las empresas deben transformarse y desarrollar una estrategia para que sus mensajes –y productos– lleguen al público deseado, asegura Diego Bamonte, Coordinador del curso de marketing digital de Digital House  quien comparte cuatro pasos esenciales para mejorar el posicionamiento en línea de una marca. 1.     Define los objetivos: Se trata del primer paso y el más importante, consiste en puntualizar hacia dónde quieres llevar la empresa y cómo puedes lograrlo, que es la base para plantear una estrategia digital con metas e indicadores de evaluación de resultados a corto, mediano y largo plazo.  Sin duda, el interés principal consiste en atraer clientes, por lo que un factor clave será entender qué tipo de personas son las que pueden interesarse en tu producto o servicio, a fin de identificar a tu audiencia, conocer su forma de interactuar en la red y determinar la forma de ganar su atención.  2.     Crea contenido acorde a la personalidad de tu marca: No es suficiente con mostrar tu producto, necesitas destacar su personalidad y resaltar todos los valores que lo hacen diferente a su competencia, de lo contrario se perderá entre tantas opciones que hay en internet. Sé creativo y envía mensajes que respondan a las necesidades e intereses de tu audiencia para que se enamoren de tu marca.No olvides que cada canal y red tiene su propio tono, por lo que no puedes enviar el mismo mensaje para Facebook, que para Twitter. 3.     Mejora tu posicionamiento web: El SEO (acrónimo de Search Engine Optimization) es una estrategia para aparecer en las primeras páginas de resultados de los motores de búsqueda como Google. Para lograrlo, hay que conocer y entender todos los factores que influyen, desde el contenido que presentas, las etiquetas de encabezado, palabras clave, hasta el diseño y navegabilidad del sitio.     4.     Mantén contacto con tus clientes: Al igual que en los negocios físicos, la atención y experiencia que tengan los clientes con tu negocio, impactarán en la lealtad y promoción que hagan del mismo. Recuerda mantener contacto “directo” a través de correo electrónico o WhatsApp para compartir mensajes específicos, en el momento indicado. Además de estos consejos, no descartes la posibilidad de poner anuncios, esto te garantizará tener visibilidad cuando las personas realicen alguna búsqueda relacionada al giro de tu empresa, cuando usen alguna aplicación o naveguen en sitios de terceros, e incluso puedes hacer una campaña exclusivamente para plataformas como Facebook e Instagram, las cuales pueden servirte para que la gente conozca tu marca, para que visiten tu página o para aumentar tu número de seguidores, entre otros opciones, recuerda que todo dependerá de la meta de tu estrategia.Si querés aprender más sobre marketing digital y cómo aplicarlo para ganar clientes, consulta los cursos a distancia de Digital House. Entre la propuesta existen un curso de marketing digital y otro llamado Digital Marketing Immersion, que está pensado para ejecutivos.  

Mejorando las conversiones con un mejor diseño UX img
#UX

Mejorando las conversiones con un mejor diseño UX

El Diseñador de Experiencia de Usuario (UX) debe enfocarse en un sinfín de elementos para lograr que el usuario tengo una experiencia tan placentera como memorable al interactuar con un producto digital. De esta manera, está claro que para realizar este trabajo con excelencia hay que considerar varios ítems menos aparentes a simple vista tales como:Velocidad de carga de la página: No importa qué tan bueno e intuitivo sea el diseño de una página si ésta no se carga rápido puesto que los usuarios son cada día más ansiosos y no quieren esperar para poder navegar.  Por tal motivo, el Diseñador UX debe evitar todos aquellos elementos que impactan en la velocidad de carga.Número óptimo de elementos interactivos: Dado que los sitios web se han vuelto interactivos con más elementos de entrada para acceder al contenido, muchos diseñadores UX han puesto el foco en este punto. Sin embargo, una página web con una buena experiencia de usuario es aquella con la necesidad de un menor número de acciones de entrada para acceder al contenido. Como solemos decir siempre, la frase “menos es más” se refleja también en la cantidad de clics.Capacidad de respuesta móvil: Más del 50% de los usuarios de Internet son usuarios móviles. Si estás diseñando una página web con las últimas tecnologías fluidas para que se vea y se sienta bien, piensa en la capacidad de respuesta móvil.Imagen e identidad de marca: Sí o sí el website debe incluir la imagen de marca del negocio y la empresa, por lo que también debe respetar los logotipos y colores comerciales.  

Ranking: los países más innovadores de América Latina img
#Otros

Ranking: los países más innovadores de América Latina

Según los resultados del Índice Mundial de Innovación 2020, elaborado cada año por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Chile se ubica en el primer lugar de las economías más innovadoras de América Latina. De un total de 16 países evaluados en la región, Chile registra una puntuación de 33,9, seguido por México, con 33,6, y Costa Rica, con 33,5. Algo a tener en cuenta es que el estudio revela que América Latina continúa siendo una región con desequilibrios importantes en materia de innovación. El informe de esta última edición pone de manifiesto que, a pesar de algunas iniciativas alentadoras, las inversiones públicas y privadas en investigación y desarrollo son bajas. Prueba de ello es que Chile y México, líderes en innovación en la región, no aparecen sino hasta el puesto número 54 y 55 del ranking mundial, respectivamente. México es uno de los pocos países latinoamericanos que ha logrado mejorar su clasificación con respecto a 2019, cuando ocupó el 56° lugar. De hecho, el país azteca destaca a nivel internacional por ser el mayor exportador mundial de bienes creativos, según este estudio. El listado de los países más innovadores de Latinoamérica se compone de la siguiente manera: 54, Chile 55, México 56, Costa Rica 62, Brasil 68, Colombia 69, Uruguay 73, Panamá 76, Perú 80, Argentina