MENU

| AR

Sedes

Cursos

Carreras

Programas Ejecutivos

Paises

Inventando nuestro futuro profesional

Inventando nuestro futuro profesional
#Marketing
25 de feb - min de lectura


La transformación digital ya está acá

Desde que somos chicos, uno de nuestros entretenimientos favoritos es “jugar a ser…”. Bailarinas, cocineras, bomberos, policías, príncipes y princesas... Lamentablemente, cuando crecemos nos olvidamos de jugar y pensar “¿Qué queremos ser?” y en su lugar lo cambiamos por “¿Qué queremos estudiar?”. Pero, ¿es lo mismo? No. Por ejemplo, me podría encantar estudiar Administración de Empresas o Economía, ¿pero luego me gustará trabajar en una oficina o preferiría una vida al aire libre y viajando? O viceversa.
shutterstock_281781995Por suerte, hoy estamos en un momento de la historia en el cual el poder digital nos permite innovar sin barreras y mezclar profesiones imaginando nuestro propio futuro. De hecho, se estima que muchas de las profesiones que se van a requerir en 10 años aún no se inventaron. ¿Quién se imaginaba hace una década que hoy un Community Manager es un puesto clave en una organización? ¿O que existirían posiciones específicas como Chief Happiness Officer (Gerente de Felicidad) o Tecno-evangelist (tecno evalngelizadores) para crear compañías más innovadoras y promover la adopción de nuevas soluciones tecnológicas? La tendencia indica que están surgiendo cada vez más proyectos vinculados al área digital. Esto implica que las compañías requieran más profesionales con habilidades informáticas. Por eso, este tipo de trabajadores recibe sueldos más elevados comparados con aquellos que ejercen carreras tradicionales y, como hay déficit de estos perfiles, las empresas buscan retenerlos otorgándoles beneficios como días de home-office o vacaciones extras. ¿Querés reinventar tu vida o actualizar tu carrera para sumarte a lo que se viene?  Como creemos que no existe una edad mínima para poder hacer una elección de futuro y que siempre estás a tiempo de cambiar tu vida, te contamos cuáles van a ser las áreas de conocimiento más demandadas para el 2020 según un informe de la consultora PageGroup:
  • Expertos en Desarrollo Mobile
  • Profesionales de IT
  • E-commerce: canales de compra y venta online
  • Finanzas
  • Especialistas en oil & gas, minería y transporte
  • Ciencias del Medio Ambiente
Además, se vislumbra que los perfiles profesionales mejor pagos serán los que estén vinculados a tecnología, ingeniería, ventas técnicas, financieros técnicos y perfiles de E-commerce. Para poder prepararte para lo que se viene, ya no importa de qué carrera seas o qué quieras estudiar, sino que todas las industrias van a transformarse gracias al avance digital que se viene, por lo que es importante empezar a prepararse hoy con herramientas y estudios que posiciones cada vez mejor nuestro perfil profesional.

Otras Noticias

La Ciudad convoca perfiles tecnológicos para el desarrollo de soluciones en el contexto de emergencia sanitaria  img
#Otros

La Ciudad convoca perfiles tecnológicos para el desarrollo de soluciones en el contexto de emergencia sanitaria

La búsqueda se dirige a profesionales especializados en nuevas tecnologías: programadores web full stack, diseñadores, y perfiles con experiencia y conocimientos técnicos sólidos que deseen trabajar en iniciativas tecnológicas que contribuyan a fortalecer las capacidades de respuesta de la Ciudad ante esta situación.Quienes se postulen deberán contar con buenas habilidades para resolver problemas en un contexto dinámico y con constantes desafíos. Se valorarán los perfiles con capacidad de trabajo en equipo y que cuenten con conocimientos en Python, Django, Iaravel, Ionic, Swift, Material Design, Drupal, Node Js, Vue.js, Bootstrap, Cordova, Angular Js y otras tecnologías especificadas en la web de la convocatoria: www.buenosaires.gob.ar/innovadores.  El trabajo consistirá de un total de  40 horas semanales a realizarse, mientras dure el aislamiento social y preventivo, de manera remota.Los seleccionados formarán parte del equipo de la Secretaría de Innovación y Transformación Digital que tiene a cargo el diseño e implementación del plan de innovación y futuro de la Ciudad. Desde el área se coordinan los proyectos que buscan acelerar la transformación de base tecnológica para mejorar la calidad de vida de los vecinos.Entre las iniciativas tecnológicas implementadas en la Ciudad como respuesta al avance de COVID-19, se encuentra el desarrollo de una aplicación móvil para hacer seguimiento en tiempo real de insumos en hospitales. También se implementó la atención del SAME a través de Boti, el chatbot de la Ciudad que funciona en Whatsapp con inteligencia artificial. A través de una serie de preguntas, Boti identifica casos sospechosos de Coronavirus y los deriva con un operador de Salud en la misma conversación. De esta manera se canalizan a través del chatbot la mayoría de las consultas, evitando que dichos llamados entren al SAME, ahorrando recursos del sistema de Salud, evitando el movimiento innecesario de ambulancias y mejorando la respuesta de la Ciudad ante la propagación del virus. Pronto se lanzará una nueva funcionalidad para poder realizar el monitoreo y seguimiento de internación domiciliaria de casos leves. Desde la Secretaría, también se está trabajando, en conjunto con otras áreas de Gobierno, en el desarrollo de productos digitales para acercarle a los vecinos una amplia oferta de propuestas, iniciativas, actividades, consejos y capacitaciones para hacer desde casa durante el aislamiento social, relacionadas a la cultura, el deporte, la vida saludable, el culto, la educación, entre otros. Con la implementación de proyectos de estas características, la Ciudad aumenta su capacidad de respuesta en este contexto, brindando atención personalizada para estar cada vez más cerca de los vecinos.Para obtener más información sobre la convocatoria, se deberá ingresar a www.buenosaires.gob.ar/innovadores. Aquellos que quieran postularse podrán enviar su Currículum Vitae a: [email protected]

Cómo trabajar en equipo de forma remota img
#Otros

Cómo trabajar en equipo de forma remota

Dado que la pandemia provocada por el virus COVID-19 está obligando a que las empresas envíen a sus equipos a trabajar desde sus casas, es necesario desarrollar ciertas habilidades y adquirir nuevos hábitos con el objetivo de mantener lo más posible el ritmo normal de nuestras conversaciones laborales y que las tareas fluyan de forma natural a pesar de la distancia.Paso por pasoComo esta cuarentena a tomado a muchas organizaciones del mundo por sorpresa, los primero que las empresas deberían hacer para que el home office resulte más sencillo para todos es crear un protocolo que describan cómo deberían ser los procesos de trabajo para que cada colaborar pueda enviarle el material al colega indicado en el momento propicio a fin de no generar demoras ni confusiones. Además, recomendamos que se listen las herramientas de productividad y comunicación sincrónica y asincrónica con una breve guía para que los usuarios puedan familiarizarse rápidamente con ellas. Adicionalmente, es buena idea crear un espacio de trabajo colaborativo, donde se van subiendo los documentos. Dado que en estas plataformas los documentos se pueden actualizar online y a distancia, incluso con varios colaboradores trabajando en el mismo archivo en simultáneo, se evitar los cruces de correos electrónicos con adjuntos que han quedado obsoletos, ya que al alojarse y editar en la nube, siempre se trabaja sobre la última versión. Para eso, herramientas como Google Drive y Notion, entre tantas otras, son muy útiles. Diariamente el equipo de trabajo puede reunirse a una hora pre-pautada en un espacio virtual a través de una videoconferencia. Este tipo de encuentros es fundamental porque además de la voz, en este caso los gestos, el lenguaje corporal y los tonos de voz ayudan a mejorar no solo la interacción del equipo sino también el clima laboral. Actualmente existen varias opciones de videoconferencia como Zoom y Google Hangouts, por mencionar solo dos. En el marco de la videollamada cada usuario encontrará opciones tales como “silenciar/activar micrófono”, “silenciar/activar webcam”, y “chat”. Es importante que los participantes de la videoconferencia se familiaricen con estos comandos para optimizar la comunicación. En este sentido, se recomienda tener el micrófono desactivado cuando no se habla para evitar que los sonidos del hogar y las notificaciones de los otros dispositivos afecten la calidad de la videollamada. Por otra parte, el chat es una excelente herramienta para escribir preguntas o dudas de forma tal de no interrumpir a la persona que está hablando.  Las videollamadas son ideales para generar empatía y cercanía con todos los miembros a pesar de la distancia. En Digital House, por ejemplo, más allá de las reuniones laborales diarias, utilizamos este recurso para distendernos a través de “after office” remotos donde conversamos sobre aspectos que no están vinculados con el trabajo.Tips prácticos para mejorar la comunicación remota:Cuidar al máximo la forma de expresión: En estos momentos de crisis sanitaria, donde todos estamos más susceptibles, es mejor no ser tan breve en las comunicaciones y, en todo caso, esforzarse porque que el mensaje se envíe lo más claro posible, así se evita que los interlocutores tengan que esforzarse por interpretar lo que se le dice.  No bombardear al equipo con mensajes: Lo ideal es evitar el envío del mismo mensaje por distintos canales porque esto crea irritabilidad en el interlocutor. Tampoco se deben enviar mensajes preguntando si se recibió el mensaje anterior.  Definitivamente, abusar de los canales de comunicación digitales puede resultar incómodo para el resto de los miembros que podrían sentirse presionados ante el volumen de mensajes recibidos.  Netiquette: Recordar las buenas normas de educación online siempre es importante. Alguna de ella son: cuidar la calidad de la redacción para no cometer errores ortográficos y de tipeo; no escribir con mayúsculas, no viralizar contenido que puede ser falso. Actualmente hay mucha fake news acerca del coronarivus; y respetar los horarios de descanso de los colegas, entre otros. Para muchos colaboradores el teletrabajo es una experiencia nueva, que puede causar temores y ansiedades. Sin embargo, con paciencia y voluntad las interacciones remotas irán mejorando junto con nuestras habilidades para comunicarse a distancia. Como siempre, el secreto para que el equipo remoto se desempeñe tan bien como cuando están todos reunidos en la oficina, no está en poner el énfasis en las herramientas digitales, sino en comprender las nuevas reglas de compromiso, relacionamiento y en las habilidades concretar que tenemos como personas para relacionarnos con otros en el mercado de esta era digital y de este momento tan especial que está viviendo todo el planeta.

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria img
#Otros

Qué hacer frente a esta transformación digital social y obligatoria

Mariano Wechsler, cofundador y Director Académico de la organización, estuvo a cargo de la videoconferencia “Digital mindset”, enfocándola en el contexto actual en el cual todos entramos en cuarentena de un momento a otro.“Tradicionalmente, las organizaciones están orientadas a medir sus resultados en función de sus ganancias, y esto es lo prioritario. Además, las estructuras son burocráticas y piramidales. Al mismo tiempo, lo líderes ejercen mucho control sobre sus equipos, se trabaja mucho en base a planificaciones, y el conocimiento no fluye entre las áreas de la firma”, comentó.Este modelo es radicalmente distinto al que deben tener las compañías alineadas con una cultura digital. “Las firmas maduras desde este punto de vista ponen énfasis en su propósito, ya que si trabajan bien este aspecto las ganancias llegan. Además, suelen trabajar en redes conformadas por equipos interdisciplinarios, donde cada miembro tiene autonomía y está empoderado para proponer nuevas ideas. Lejos de efectuarse un control exhaustivo y de trabajar bajo planificaciones, se les permite a los colaboradores experimentar, probar en chiquito, equivocarse y aprender de esos errores para luego avanzar en implementaciones más grandes. Por otra parte, el conocimiento fluye entre las gerencias porque es en base a los datos concretos que se conocer la realidad para tomar mejores decisiones de negocio”, explicó.  A raíz de la pandemia, millones de personas que trabajan en compañías de todo tipo y tamaño se vieron obligadas de a trabajar desde sus hogares de forma súbita. Esto generó que, de inmediato, se rompan las jerarquías, se comparta la información y se confíe en los colaboradores para que trabajen con mayor autonomía.Probar “en chiquito” y luego escalar Wechsler mencionó, a modo de ejemplo, el caso de éxito implementado en el colegio al que asiste su hija: “Cuando comenzó a avanzar el coronavirus, los padres nos organizamos para que nuestros hijos sigan conectados a distancia con sus amigos. Rápidamente, creamos un documento para que los adultos propongan qué actividad podían compartir a través de videoconferencias. Algunos cocinan, otros explican un tema. Lo importante es que todos colaboren para que a diario los chicos tengan una actividad online que se lleva a cabo todos los días a la misma hora”, explicó.  En concreto, los padres de “3C” abrieron un espacio virtual de colaboración. Desde ese momento, ese proyecto dejó de tener un solo “dueño”, porque comenzó a enriquecerse con el aporte de todos.  Con el correr de los días y la rutina establecida, los padres ajustaron algunos detalles se dieron cuenta que el proyecto funcionaba porque los niños están felices de reencontrarse a diario con sus amigos, porque comparten experiencias y también siguen aprendiendo. Con este “Mínimo Producto Viable” (MVP) probado, mejorado y puesto en funcionamiento, hablaron con los directivos del colegio para abrir más canales de comunicación. “Nuestra idea se puso a disposición para que sea copiada por el colegio. Los directivos, entusiasmados, replicaron este sistema anárquico y lo adaptaron para implementarlo en el resto de las aulas”, comentó Wechsler. Lecciones para las organizacionesEl ejemplo de 3C es pertinente porque en las organizaciones la situación es similar. De repente, todos estamos teletrabajando y relacionándonos de nuevas maneras para mantenernos productivos. “Tenemos que buscar formas de normalizar lo anormal. Tenemos que adaptarnos rápidamente”, argumentó el cofundador de Digital House ante la audiencia remota.  “Las empresas tienen que aceptar los errores, porque a través de ellos se aprende mucho. En la conversación con los directivos de la escuela, lo primero que se notaba era miedo ¿Cómo los docentes le van a hablar a sus alumnos delante de sus padres? Pero ahora ya no quedan opciones. Esa transparencia ocurrió desde el momento que estamos todos conectados”, explicó.  “Estamos viviendo una transformación digital social y obligatoria que nos impone dar pasos que hasta ahora no habíamos dado. Por eso, las organizaciones deberían romper con sus jerarquías y darle más poder a su gente. Este es el momento de aprender a equivocarnos por acción, y no por omisión”, sentenció Wechsler.Como consejo, el cofundador de Digital House incentivó a la audiencia para que escuchen más a las personas con perfiles tecnológicos con las que trabajan porque ellos conocen muchas herramientas de productividad y colaboración, y porque están más acostumbrados a trabajar bajo una cultura digital. Además, recomendó la sobrecomunicación porque dado que el equipo no se encuentra físicamente ya que está distribuido, es importante enfatizar los mensajes, algo que puede hacerse mediante herramientas digitales.   OportunidadesWechsler opina que en este contexto de crisis sanitaria van a aparecer oportunidades por todos lados. “Vamos a aprender muchas cosas que deberíamos haber aprendido antes. Por eso tenemos que estar predispuestos a sacarle provecho a esta realidad, intentando que la organización adquiera realmente una cultura digital”.   Para concluir, el cofundador de Digital House, remató: “Mientras vivimos en cuarentena podemos aprovechar las herramientas digitales que ya existen para trabajar y para pensar nuevas ideas. También para equivocarnos “en chiquito” y consolidar esta cultura digital que estamos adquiriendo ahora para consolidarla cuando la pandemia termine”.