MENU

| AR

Sedes

Cursos

UdeSa

Programas Ejecutivos

Programas Ejecutivos

Paises

Diseño UX, pilar fundamental para la creación de productos digitales exitosos

Diseño UX, pilar fundamental para la creación de productos digitales exitosos
#Marketing
#UX
19 de mar - min de lectura


diseño-uxTodos los que usamos tecnología en algún momento pensamos: “Debería haber una aplicación que sirva para tal cosa”. O cuando utilizamos algún servicio vía web y nos encontramos con una dificultad, enseguida exclamamos: “¡Esto está mal hecho, tendría que poder hacer tal otra cosa!”. Tenemos nuestras necesidades. Tenemos nuestras experiencias. Y cada vez hay más soluciones digitales. Para ello, hay gente innovadora, creativa y con conocimientos variados que construye estas soluciones con el objetivo de que cubramos nuestras necesidades y, al mismo tiempo, que obtengamos experiencias positivas. ¿Quiénes crean estas webs y apps, entre otros productos digitales? Un grupo interdisciplinario de profesionales como diseñadores, programadores y marketers, entre otros, que, con sus aportes, trabajan de manera colaborativa para desarrollar la mejor solución. Si bien es verdad que en algunos casos el éxito puede alcanzarse de forma azarosa e improvisada, la norma indica que para que el trabajo sea un suceso hay que contar con un muy buen plan que permita preparar el terreno, optimizar el desarrollo y acelerar el resultado buscado. Por eso es que el rol del Diseñador UX es muy importante. Tal es así que diferentes industrias -no sólo la digital- están adoptando cada vez más las técnicas y herramientas basadas en el Pensamiento de Diseño (o Design Thinking). A ese plan, a ese proyecto, entonces, hay que diseñarlo. 7 conceptos fundamentales Peter Morville, referente de la industria y el diseño, define siete conceptos que los Diseñadores debemos tener en cuenta a la hora de idear y construir productos digitales que pretendan alcanzar un alto nivel de calidad y efectividad. Así pues, un producto para ser exitoso debe ser:
  • Útil
  • Usable
  • Deseable
  • Localizable
  • Accesible
  • Creíble
  • Valioso
La cuestión es cómo lograrlo, y aquí es donde el Diseño UX entra como disciplina fundamental. Para eso, primero, hay que actualizar conceptos y erradicar prejuicios. El Diseño no es dibujar y colorear, como muchas personas creen. Conocer la teoría y tener manejo técnico de las formas, el color y la tipografía, entre otras, es una pequeña muestra del conocimiento que, aplicado, puede potenciar a cada proyecto para que sea más atractivo comparado con la competencia. Además, debe tener una identidad particular de calidad y distinción frente al mundo de productos que la rodean, y facilitar el medio (interfaz) por el cual pueda existir una comunicación efectiva entre las personas y las funciones de los sistemas digitales. Y aún, entendiéndolo así, no lo es todo respecto al alcance del diseño. El Diseño tampoco es darle unos toques de onda o “punch” como si fuera un condimento  externo, que no aporta valor significativo si se lo presenta en el último tramo del desarrollo de un producto o servicio. Definitivamente, el verdadero valor del Diseño está presente en cada instancia del negocio durante todo el proceso de creación de software. Porque el buen diseñador posee, por formación y experiencia, un pensamiento integrador y global. ¿Cómo saber si el producto es útil? Parte del proyecto de Diseño UX es investigar, explorar y analizar a los usuarios, sus necesidades y sus comportamientos. De esto se ocupa el User Research (o Análisis UX). ¿Cómo saber si el producto es usable? En Diseño medimos el grado de Usabilidad de los productos, para determinar cuán fácil, ágil e intuitivo es el sistema para sus usuarios reales. ¿Qué significa que un producto sea “deseable”? Que sea un producto que las personas amen usar, consumir, dedicar tiempo y regresar constantemente. Que no lo olviden, y que a su vez sean evangelizadores de nuevos usuarios. Que el producto tenga un atractivo que lo distinga. Que posea “engagement”. Que el diseño emocione. ¿Y localizable? Hacer que los usuarios encuentren lo que buscan. Aquí, la especialidad del Diseño UX que entra en valor es la del Arquitecto de la Información, quien jerarquiza los contenidos y propone las mejores opciones para organizar y disponer textos, imágenes y todo tipo de contenido de manera que el usuario pueda encontrar la información deseada en el menor tiempo posible. La accesibilidad es otro factor muy importante que el Diseño UX analiza, contempla y soluciona, ya que trata de garantizar que las funciones y resultados del servicio o producto digital puedan ser consumidas por todos sus usuarios, incluyendo desde cuestiones de discapacidad física hasta contemplar la compatibilidad en diversidad de plataformas y versiones de browsers. El producto debe ser creíble, de lo contrario no será tomado en cuenta como una fuente de consulta o un servicio a usar, y las personas directamente lo ignorarán, aunque tenga mucha visibilidad por campañas de promoción. La credibilidad se logra conteniendo información relevante, oportuna y completa. Pero también se construye con la apariencia visual, la organización del contenido, el léxico y la comunicación en diferentes puntos de contacto con los usuarios. Una disciplina socialmente responsable El Diseño UX es una disciplina socialmente responsable, porque quienes nos dedicamos a esta actividad tenemos la responsabilidad de esforzarnos por construir soluciones que las personas valoren. Construir un negocio creíble, como ya dijimos, exitoso, lleva mucho trabajo. Seguir el camino corto y fácil puede ser muy tentador, pero atenta contra este valor necesario que los proyectos deben tener para que perduren en el tiempo. Con un producto bien diseñado, todos ganan.

Otras Noticias

Así prefieren comprar por internet los consumidores de la generación Z img
#Marketing

Así prefieren comprar por internet los consumidores de la generación Z

Para entablar un contacto más estrecho con los posibles clientes y generarles un mayor interés por los productos y servicios que ofrecemos por internet, es necesario conocer el perfil de estas personas. A partir de estos datos es posible establecer una estrategia de Marketing Digital para que estos potenciales consumidores se conviertan en ventas concretas.Por ejemplo, las personas de la generación Z tienen preferencias que difieren respecto a los individuos de otras edades. Esto incluye a aquellos nacidos entre los años 1996 y 2010, por lo que hoy tienen entre 11 y 25 años.¿Qué se puede decir de estos consumidores? Que han crecido totalmente expuestos a la tecnología, por lo que el smartphone y el ecommerce son parte esencial en su vida. En tal sentido, y según varios estudios, al momento de describir sus hábitos de compra, se puede mencionar que si bien tienden a realizar ecommerce a través del celular más que otras generaciones, también compran en tiendas físicas y en computadoras.  Por otra parte, les gusta interactuar con las marcas en las redes sociales, por lo que suelen tener cierta conexión emocional con ellas. Por ello, es indispensable que estas plataformas sean consideradas como una pieza clave al momento de difundir contenido estratégico para cada una de las fases del funnel de conversión.Además, dado que la generación Z  acostumbra analizar la información y valora las relaciones basadas en un propósito, es que resulta fundamental que las marcas sean coherentes en su accionar y comunicación.Como es evidente, entablar un vínculo fuerte entre una marca y esta audiencia a través de los canales digitales es complejo, pero no imposible. Con capacitación y buenas ideas de marketing digital es factible que la marca tenga un excelente posicionamiento digital y esto, por supuesto, redunda en mayores ventas. 

Por qué el marketing digital es esencial para el crecimiento de tu negocio img
#Marketing

Por qué el marketing digital es esencial para el crecimiento de tu negocio

Hacer crecer un negocio no es algo sencillo: se requiere de un buen producto o servicio, pero también de llegar a la audiencia correcta y comunicarse de manera efectiva para que ellos elijan a nuestra marca en vez de a la competencia. Por esto y muchas razones más es que el marketing digital es esencial para el crecimiento de cualquier negocio.En un contexto en el cual cada vez hay más personas online, saber posicionar a una marca en las redes sociales y en Google, así como tener un website relevante es una parte importante del negocio. En tal sentido, es fundamental tener una estrategia idónea que esté preparada para llegar a los consumidores en cada una de las fases del funnel de conversión en el que se encuentren. Por otra parte, hay que recordar que los competidores también están desplegando estrategias y acciones de marketing digital, por lo que están trabajando en desarrollar su perfil en las redes sociales, fortalecer el posicionamiento SEO y mucho más.  Sin dudas, el marketing digital brinda una excelente oportunidad para que un negocio crezca. Pero claro, para eso, siempre hay que capacitarse, ya que se trata de una disciplina que requiere de conocimientos y habilidades específicas, algo que puede hacerse en pocos meses y a distancia, con el curso de Marketing Digital de Digital House.

El 46% de los consumidores argentinos compraron una nueva categoría online por primera vez en 2020 img
#Marketing

El 46% de los consumidores argentinos compraron una nueva categoría online por primera vez en 2020

Los consumidores argentinos han adoptado las plataformas digitales a un ritmo sin precedentes durante el último año.Si bien el comercio electrónico ya venía expandiéndose, este crecimiento se aceleró exponencialmente: en 2020, el 43% de los consumidores de retail afirman haber comprado sus productos de manera online, especialmente en categorías con una mayor complejidad y costo como la tecnología, en la que el 65% de los compradores lo hizo online, e indumentaria (45%).  Esta tendencia en el comercio electrónico aún tiene espacio para seguir creciendo: para 2021 los consumidores argentinos esperan incrementar su compra online hasta un 47%, independientemente de las restricciones asociadas a la pandemia. Esto representaría un aumento de 4 puntos porcentuales respecto a quienes compraron bajo esta modalidad en 2020. Estos datos corresponden al último estudio realizado por Kantar a pedido de Google sobre los nuevos hábitos de consumo de los argentinos en retail.  Entre otros detalles, el informe revela que, además de haber comprado más online, los argentinos se animaron a explorar en nuevas categorías: el 46% adquirió un producto online en un nuevo segmento, dos puntos porcentuales más que el promedio de la región.Radiografía de los compradores argentinosAhora bien, ¿por qué la gente está comprando online? El 55% de los argentinos explicó que el principal motivo era la conveniencia, seguido por los precios y los descuentos (51%), la disponibilidad de inventario (31%) y finalmente, la higiene (29%) y la amplia variedad de productos (21%). Además, los cambios de hábito se basan en algunas preocupaciones básicas: 79% de los consumidores online de retail consideran un factor importante que los comercios practiquen una higiene segura en sus tiendas.  El segundo pilar clave son las finanzas personales: el 64% de los consumidores argentinos está reduciendo compras impulsivas, mientras que el 25% está haciendo foco en artículos esenciales.Otro dato interesante tiene que ver con que los argentinos ahora se animan en la compra online: el 40% adquirió una nueva marca en 2020; un valor que supera en 5 puntos porcentuales al promedio general en Hispanoamérica.La fidelidad hacia una marca se mantiene fuerte en el caso de los productos alimenticios y de belleza, donde la experiencia previa es relevante: solo un 17% de consumidores de alimentos y un 23% de belleza probaron una nueva firma. Por el contrario, en artículos vinculados a la vestimenta, productos para el hogar e ítems tecnológicos, la fidelidad hacia las marcas disminuye. De hecho, durante 2020, los consumidores probaron una nueva firma en muchas de esas categorías: el 61% de hogar y jardín, el 49% de tecnología y el 46% de vestimenta. Las principales razones que sostuvieron esta conducta fueron el precio y las ofertas.Al comienzo de la pandemia, se generó mucha incertidumbre sobre si los retailers y la infraestructura del sistema iban a poder estar a la altura de las expectativas y necesidades de los usuarios  en torno a la compra online. En este sentido, otro de los hallazgos relevantes que arrojó el estudio está asociado a la evolución en la experiencia del comercio electrónico: el 77% de los consumidores mencionaron no tener ningún inconveniente, tendencia similar a aquellos que lo hicieron en persona (74%).  Los consumidores solo encontraron inconvenientes en la compra online, en un muy bajo porcentaje, en cuestiones relacionadas con la entrega (7%), la disponibilidad de producto (6%) y la falta de información (6%).  Mientras que en la compra presencial, las principales dificultades fueron: disponibilidad de producto (12%), problemas de precios (7%) e inconvenientes relacionados con la pandemia (6%).¿Cómo compramos y cuál es el canal más utilizado por los consumidores? A medida que el comercio electrónico crece, cada vez son más los consumidores que exploran en internet y de manera presencial en busca de productos y servicios e indagan, leen reseñas y comparan precios. Tal es así que, en el último año, el 74% de las personas hizo algún tipo de investigación (tanto online como en las tiendas físicas) en su recorrido hacia la compra. Por lo general, cuanto más alto es el costo del producto que buscan, mayor es la investigación previa: en la categoría tecnología, 94% investiga previamente, seguido de hogar y jardín (93%), vestimenta (74%), belleza (54%) y, por último, alimentos (41%).A la hora de investigar productos y servicios, los buscadores son el canal más utilizado para el 54% de los consumidores, con independencia del punto de compra (online o presencial). En segundo lugar están los videos en internet (40%), seguido por las redes sociales con un 37% y con un 33% los sitios de e-commerce. Finalmente, se ubican los recorridos en tienda (30%).   En este punto es fundamental que las organizaciones cuenten con profesionales idóneos en marketing digital ya que, entre otros detalles, saben cómo posicionar bien a una marca en los buscadores y cómo impactar a la audiencia en las redes sociales. Esto se aprende rápido y a distancia en el curso de Marketing Digital de Digital House.