MENU

| AR

Sedes

Cursos

UdeSa

Programas Ejecutivos

Programas Ejecutivos

Paises

Por qué transformación digital no es sinónimo de digitalización

Por qué transformación digital no es sinónimo de digitalización
#Datos

Débora Slotnisky

14 de ago - min de lectura

Explicamos por qué es un mito que ambos conceptos tienen el mismo significado, y detallamos cuáles son los tres pilares para entender qué es la Transformación Digital.


Con el inicio de la pandemia circularon por las redes sociales mensajes que indicaban que finalmente el Covd-19 había logrado en cuestión de días lo que los altos ejecutivos no habían podido hacer en años: que las organizaciones avancen en su proceso de transformación digital.

Pero este pensamiento es erróneo ya que se confundiendo transformación digital con digitalización. Mientras que el primero tiene que ver con emplear tecnologías digitales para simplificar, mejorar y automatizar operaciones y procesos de negocio, la transformación digital implica un cambio muchos más profundo que se basa, en pocas palabras, en tres pilares: el uso de tecnologías, las habilidades técnicas y humanísticas que deben tener los colaboradores para realizar su trabajo con idoneidad; y, por último, que la organización en su conjunto cuente con el llamado “digital mindset” o cultura digital por el cual concibe a los consumidores desde una óptica particular, y eso la lleve a reestructurar sus procesos y la manera en la cual la firma se organiza, entre otros factores.

Dado que se trata de un proceso complejo, pero que más temprano que tarde las organizaciones deben afrontar para no perder competitividad ni empatía con el mercado, la transformación digital continúa siendo uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas ya que, como se ve, no alcanza con tener a sus empleados teletrabajando ni con lanzar un website de ecommerce.

Los tres pilares, en detalle

 El pilar tecnológico tiene que ver con la adopción de ciertas tecnologías vinculadas con el Cloud Computing, la Inteligencia Artificial, los robots y el software de analíticas, por mencionar solo algunos. Si bien una empresa puede invertir dinero en ellas, este hecho por sí solo no implica una transformación digital.

El segundo pilar tiene que ver con las habilidades técnicas y humanísticas de los colaboradores. Por ejemplo, contar con habilidades digitales para tomar decisiones en base a datos, para utilizar correctamente la inversión realizada en la tecnología y para definir correctamente los KPI que necesita medir para saber cómo marcha una acción. Dentro de las habilidades humanísticas, es fundamental saber trabajar en equipos diversos y distribuidos, poder ejercer una posición con autonomía, tener empatía y ganas de aprender de forma constante, entre otros atributos.

Por último, el pilar vinculado al digital mindset es, seguramente, el más difícil de adquirir, ya que la tecnología se contrata, y los colaboradores pueden capacitarse de forma rápida y efectiva a través de cursos cortos de efectividad comprobada. Sin embargo, lograr el digital mindset toma más tiempo porque involucra desde el CEO hasta al pasante más novato de la organización, y tiene que ver con incorporar una nueva visión ya que se pasa de un modelo tradicional en el que una firma produce un producto o brinda un servicio para luego ver cómo lo va a imponer en el mercado, a pensar a la inversa, ya que primero debería analizarse y estudiarse a los consumidores y, en función de eso realizar una propuesta de valor.

Este cambio radical implica desaprender y volver aprender. Implica romper los silos para comenzar a compartir información. Implica dejar de tomar decisiones en base a la intuición, para hacerlo en base a datos y con un grupo diverso que sea capaz de aportar distintas perspectivas ante un mismo tema.

También significa que la estructura piramidal debe tratar de ser lo más horizontal posible, y que las buenas ideas o las propuestas de mejora pueden venir no solo “de arriba hacia abajo” sino de cualquier lado.  Asimismo, tiene que ver con sostener la idea de que todo es perfectible, de innovar, y que se debe trabajar en la mejora continua, con el foco siempre puesto en el cliente tanto externo como interno. Por supuesto, también conlleva una nueva forma de liderazgo y de gestionar al talento frente a este contexto tan cambiante, que puede generar resistencia al cambio.

Para avanzar en este proceso de transformación digital la comunicación y la transparencia es clave, de la misma manera que lo es la capacitación, ya que las habilidades que antes eran imprescindibles pueden que hoy sean obsoletas ya que los colaboradores deben desarrollar nuevas destrezas.

Definitivamente, las organizaciones de todos los tamaños e industrias deben comenzar su proceso de transformación digital para cumplir con las expectativas de los consumidores, incrementar su productividad, elevar su rentabilidad y contar con talentos motivados. Para eso, ningún pilar puede desatenderse y se requiere del compromiso de la organización en su conjunto ya que estamos no solo ante un cambio tecnológico y cultural, sino ante un nuevo paradigma al momento de hacer negocios.

Otras Noticias

3 lecciones sobre cómo las transformaciones tecnológicas pueden generar valor en las empresas img
#Tecnología

3 lecciones sobre cómo las transformaciones tecnológicas pueden generar valor en las empresas

La crisis de COVID-19 dejó en claro el imperativo empresarial de realizar transformaciones tecnológicas. En tal sentido, una encuesta reciente de la consultora McKinsey sugiere que incluso en los primeros días de la crisis, los encuestados informaban sobre el progreso en su integración de tecnología y negocios, y que estos esfuerzos crearon valor comercial tangible en cuatro medidas, incluidos nuevos ingresos y disminución en los costos.  En concreto, el estudio sobre tecnología y negocios de la consultora sobre la aceleración digital que experimentaron las organizaciones en el contexto de la pandemia les permitió detectar algunos hallazgos.Lección n° 1: invertir en tecnología crea un valor comercial significativoSegún los encuestados, más del 75% de las iniciativas emprendidas por las empresas en las que trabajan han alcanzado importantes reducciones de costos y mejoras en la experiencia de los trabajadores. En más del 50% de los casos, las inversiones en tecnología dieron origen al lanzamiento de nuevos productos o más unidades de negocio.  Lección n° 2: centrarse en las personas genera el mayor valorLos encuestados manifiestan que los cambios en las estrategias de personal y talento de sus empresas se encuentran entre los movimientos que han aportado mayor valor. En tal sentido, se destaca el enfoque sobre la capacidad tecnológica, es decir, las prácticas cambiantes para atraer, retener y mejorar el talento con habilidades digitales.Lección n° 3: el talento sigue siendo clave en el marco de las transformaciones tecnológicas Las transformaciones centradas en la estrategia de talento no sólo se destacan por su valor potencial, sino que también son mucho más comunes en las empresas de alto rendimiento. Evidentemente, la necesidad de abordar el talento es universal y urgente. Los encuestados creen que más del 40% de su fuerza laboral necesitará ser reemplazado o reentrenado fundamentalmente para compensar las brechas de habilidades de sus organizaciones.En las empresas que han perseguido transformaciones recientes, los principales desafíos para hacerlo continúan girando en torno al talento y la cultura: a saber las brechas de habilidades y las diferencias culturales, la dificultad de cambiar culturas así como las formas de trabajar y la dificultad para encontrar talento para ocupar nuevos roles. En resumen, el talento también parece obstaculizar el progreso en las empresas que no han perseguido transformaciones tecnológicas.  Como se ve, las organizaciones de todas las industrias tienen muchos desafíos por delante para extraer el máximo valor posible a sus transformaciones digitales. Para acceder al informe completo donde se detallan estos hallazgos en profundidad, así como otras lecciones, sólo hay que hacer clic acá. Y para avanzar en el proceso de cerrar la brecha de habilidades digitales que la organización necesita para crecer y adaptarse con éxito al contexto actual, puede comunicarse con el departamento de Corporate Training en Digital House haciendo clic acá. 

Aprender programación web full stack fue la gran apuesta en 2020 img
#Otros

Aprender programación web full stack fue la gran apuesta en 2020

La programación web full stack fue una las principales opciones para las personas que buscan mejorar sus oportunidades de empleo, según una nueva investigación de Red Hat. En tal sentido, casi uno de cada 20 adultos tomó un curso para aprender a escribir código durante 2020.Un estudio europeo en base a 31.100 adultos encontró que poco más de la mitad (51%) de los encuestados había adquirido una nueva habilidad desde el comienzo de la pandemia COVID-19, siendo la programación web full stack la opción más popular para mejorar las perspectivas profesionales.Cuando se les preguntó acerca de sus motivaciones para mejorar sus habilidades, casi uno de cada tres (30%) informó razones relacionadas con el empleo: ya sea para comenzar una nueva carrera, aprender una nueva destreza para un trabajo futuro o estabilidad y seguridad laboral.Los resultados también sugirieron que una gran proporción de los que estaban aprendiendo a programar esperaban ingresar a lo digital desde otra industria: de los que comenzaron a programar, el 79% no había trabajado anteriormente en tecnología y el 71% no tenía un título de una carrera relacionada.  El sector tecnológico es uno de los pocos donde el empleo parece no haberse visto afectado por el COVID-19. A medida que la pandemia obligó a las personas a trabajar y aprender desde casa, se disparó el interés por formarse en programar a través de un curso a distancia, corto y basado en la práctica. De hecho, en América Latina sucedió lo mismo ya que hay una altísima demanda por parte de personas de Latinoamérica por hacer el curso de programación web full stack de Digital House.    

Marketing digital y Data Analytics, un tándem necesario img
#Marketing
#Datos

Marketing digital y Data Analytics, un tándem necesario

Si antes el marketing consistía en bombardear con mensajes a todo el mundo, ahora el marketing digital es lo opuesto. El objetivo es personalizar al máximo el mensaje comercial con estrategias únicas en busca de generar empatía con el consumidor y, por ende, una respuesta favorable por parte de él.  Así las cosas, la tendencia en marketing digital indica que vamos hacia un modelo ultrapersonalizado, en donde lo que manda es no ser demasiado intrusivos para que el usuario no se sienta invadido por las marcas.  Para eso, las organizaciones analizan al cliente y lo ponen en el centro de su negocio. Luego le ofrecen comunicación omnicanal para que éste pueda comunicarse con la marca a través de cualquier canal, sin fisuras. Por último, es clave la capilaridad para saber en qué nivel de profundidad abordar al cliente.  Para todo esto los datos son clave. Contar con expertos en Data Analytics permite medir mejor presupuestos y competitividad, es decir, construir un discurso coherente de marca alrededor del cliente, y tomar decisiones sobre las campañas en tiempo real. En resumen, los especialistas en marketing digital y los de Data Analytics forman un equipo imbatible cuando se trata de que una marca implemente estrategias cada vez más personalizadas y promociones que aseguren una respuesta perfecta por parte del mercado.