16 de Agosto de 2016
Empresas

Señales que indican que una industria está madura para la transformación digital

Todas las empresas, más allá de su tamaño e industria, deberán afrontar el proceso de transformación digital que consiste, en pocas palabras, en reinventar su modelo de negocio, la forma en la cual trabajan los colaboradores, y la manera con la que se relaciona con el mercado aprovechando los datos al extremo. Todo esto, gracias a las soluciones digitales que evolucionan constantemente.

Hay sectores que ya están en el medio del tsuami, como la hotelería (con Airbnb), o el transporte público (con Uber). Por este motivo, es importante seguir esta revolución de cerca para estar mejor preparados al momento de afrontarla.  A tal fin, es preciso percibir las siguientes señales:

 

  • Digitalización de la experiencia de cliente: En mayor o menor medida, todos los consumidores pueden interactuar con las marcas a través de canales digitales. Según el producto o el servicio, en algunos casos sólo se podrá acceder a más información sobre el tema aunque en otras situaciones la transacción pueda efectuarse totalmente online. Por ejemplo: al momento de la consulta con un médico, todos preferimos obtener un turno de manera remota, pero que la visita con el profesional sea presencial.  Por el contrario, si el objetivo es comprar un ticket aéreo, podemos efectuar toda la operación a distancia, y sin necesidad de ser asistidos por un humano. En síntesis, es buena idea preguntarse hasta qué punto la experiencia de cliente puede ser replicada o incluso mejorada por soluciones tecnológicas.

 

  • Los costos: Si la automatización o la digitalización pueden eliminar costos sustanciales en los procesos de los negocios sin sacrificar lo que es de valor para el cliente, entonces esa empresa está madura para la transformación digital. Un caso concreto es Transferwise, que ofrece un servicio de transferencia de dinero entre pares por una tasa inferior comparada con sus competidores. Además, todo el proceso se realiza online y sin intervención humana. En este punto, los alquileres y los salarios son solo dos ítems que impactan directamente en el costo del producto o servicio que se ofrecen, y que pueden ser salvados de la mano de la tecnología.

shutterstock_226759537

  • Las barreras de entrada: Es típico de ciertas industrias muy poderosas, como la banca, creer que no hay espacio para que ingresen nuevos competidores porque ya cuentan con una gran red de sucursales. Sin embargo, en el marco de la transformación digital, las características que solían ser barreras ya no lo son. Como se observa en el ítem anterior, soluciones totalmente online pueden dar por tierra con empresas centenarias, como las entidades bancarias. Por este motivo, hay que analizar si los obstáculos tradicionales que “protegen” a una industria todavía están vigentes.

La transformación digital está a la vuelta de la esquina. Por eso, más temprano que tarde, conviene tomar cartas en el asunto y reflexionar acerca de qué puede uno hacer para no quedar fuera del mercado.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close