21 de Diciembre de 2017
Artículos Recomendados

Cómo planificar una estrategia de contenido exitosa

Presentamos seis consejos relevantes al momento de trabajar con contenidos para entornos digitales, ya seas emprendedor o una gran empresa.

Cuando se trata de crear una estrategia de marketing de contenidos a través de canales digitales la planificación resulta ser una etapa clave. Sin embargo, de acuerdo con el Content Marketing Institute, solo el 37% de los especialistas de firmas B2B tienen implementada una estrategia documentada de contenido. 

Para a garantizar que la estrategia sea sólida seis consejos fundamentales:

1.Definir al cliente
Muchos profesionales suelen centrarse en los segmentos, es decir, factores como el género, el rango de edad o la ubicación. Sin embargo, es preciso considerar aspectos muy importantes, por ejemplo, qué los motiva, lo que valoran en una marca y por qué podrían seguir siendo leales.
Este tipo de conocimiento acerca de la audiencia puede ser muy valioso al crear una estrategia de contenido, para hacer que las producciones resuenen en los consumidores. Existen múltiples formas de investigar sobre estos aspectos como el sentimiento de las redes sociales (que indica de qué está hablando la audiencia), así como el análisis de palabras clave para descubrir qué es lo que los consumidores están buscando y disfrutando actualmente.

2.Determinar qué funciona y qué no
Hablando de Google Analytics, al configurar o actualizar la estrategia para el próximo año, también es importante volver atrás y ver los éxitos (o fracasos) del año anterior. Esto a veces se conoce como auditoría de contenido, pero más aún cuando el foco se centra únicamente en SEO.

Identificar métricas clave de SEO es ciertamente uno de los beneficios de una auditoría porque así se pueden detectar factores que pueden estar afectando el ranking de una página, que puede ser desde la velocidad de la página hasta la redacción. En términos más generales, una auditoría también puede destacar importantes métricas de marketing de contenidos, como el número de acciones sociales o el porcentaje de rebote.

Estos hallazgos deberían tenerse en cuenta para la estrategia futura, por ejemplo, en términos de los temas más populares y en los que podría valer la pena repetir el contenido o bien, o cambiar el rumbo por completo.

3. Alinear formato y canal
Digital House Content Tech
Aunque se dice que el video es la forma más atractiva de contenido, no hay una respuesta definitiva ya que todo depende de la marca o producto en cuestión. Sin embargo, el tipo de contenido a crear siempre debe estar alineado con su objetivo principal, así como con el canal de distribución.

Por ejemplo, el objetivo de una marca B2B podría ser utilizar el contenido para educar a los consumidores en lugar de entretenerlos. En este caso, puede que no sea prudente distribuir contenido en una plataforma como Facebook, donde es más probable que el comportamiento del usuario esté alineado con el contenido de video de formato corto y relajado.

4.Crear un calendario editorial
Un calendario editorial a menudo se confunde con la estrategia de contenido en sí misma, ya que los especialistas en marketing tienden erróneamente a suponer que planear ideas y fechas de publicación es todo lo que se necesita hacer.

Un calendario debe incluir ideas y fechas de contenido. Sin embargo, para generar el mayor éxito posible también se debe incluir información detallada sobre la responsabilidad (es decir, quién crea), así como detalles sobre la distribución (es decir, dónde se publica el contenido) y finalmente, qué el contenido tal vez necesite ser actualizado o republicado.

 

5.Establecer KPI’s
Otro elemento importante de un calendario editorial es la medición del rendimiento. Esto significa determinar y configurar indicadores clave para medir el éxito del contenido. Un ejemplo simple es medir los niveles de participación de una publicación de blog mirando las visitas a la página o el tiempo de permanencia.

Dado que el marketing de contenido a menudo se adapta para llegar a los clientes en varios momentos del proceso de compra, también es importante establecer los KPI de acuerdo con el lugar donde se encuentre el cliente en ese momento.

Además de ayudar a rastrear y justificar el contenido que crea, la configuración de los KPI también sirve para medir qué dispositivos utilizan los clientes para acceder al contenido.

 

6. Colaborar y escuchar
El 34% de las marcas admite que existen silos dentro de sus organizaciones, y que los equipos de ventas, marketing y atención al cliente a menudo trabajan de forma completamente independiente, según un estudio de la firma Oracle. Además, el informe señala que cuando se trata de marketing de contenidos, los silos pueden aparecer rápidamente entre sub-equipos como SEO, correo electrónico y redes sociales.

Esto se debe a que diferentes equipos valoran diferentes métricas, lo que significa que el objetivo general de la estrategia se diluye y finalmente se pierde.

Entonces, ¿cuál es la respuesta? Colaborar tanto como sea posible y determinar un denominador común (o KPI) basado en un conjunto combinado de objetivos. Esto podría ser algo simple, como producir contenido de calidad, o más específico, como crear relevancia para el cliente.

Al garantizar que todos los equipos sean conscientes de la estrategia de contenido e inviertan en ella, es mucho más probable que se alcance el objetivo común.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close