29 de Agosto de 2018
Inteligencia artificial

Inteligencia artificial, la carrera más prometedora

Esta disciplina está transformando a todas las industrias. Por este motivo, aquellos que dominen el Deep Learning y el Machine Learning tienen empleo garantizado.

La integración de tecnologías a los procesos de producción ya es un hecho, de ahí que todas las industrias se enfrentan al desafío de talento tecnológico a nivel mundial.

En consecuencia, ciertos conocimientos están realmente muy cotizados por el mercado laboral, entre ellos, los relacionados con la inteligencia artificial. Por ejemplo, el gigante del comercio electrónico, Amazon, por ejemplo, implementó recientemente una campaña para contratar a 1.178 personas que dominen esta disciplina.

Un dato: el 65% de las empresas cree que la dificultad para contratar profesionales especializados están afectado a la organización, según una encuesta que realizó la firma KPMG a 3.000 del sector tecnológico.

“Necesitamos consolidar una marca de América Latina en #IA”. Palabras de Gustavo Beliz en Algoritmolandia.

El campo de acción para estos profesionales es inmenso para aquellos con conocimientos en machine learning. Se conoce bajo este nombre a las tecnologías que permiten que las computadoras puedan aprender y posteriormente realizar predicciones a partir de datos. Su uso en la industria consiste en procesamiento de lenguaje natural, predicciones o recomendaciones, así como visión artificial. Un profesional ingeniero de datos es un perfil híbrido que conoce las nuevas plataformas computacionales y tiene un conocimiento profundo de la plataforma que le corresponde. Un profesional apto para un empleo de este tipo tiene que ser capaz de diagnosticar errores en un sistema de machine learning; trabajar con configuraciones complejas, tales como sets de training/test mal diseñados, y comparaciones con performance humana en ciertas disciplinas.

Por otra parte, debe tener la habilidad de trabajar basándose en las llamadas redes neurales profundas, que son algoritmos matemáticos que pueden aprender a realizar tareas por sí solas al analizar datos. Así es como la inteligencia artificial puede localizar patrones en millones de fotografías de gatos, y distinguirlos entre una base de datos de millones de imágenes de cuadrúpedos. Las mismas técnicas están siendo utilizadas para mejorar la conducción de vehículos autónomos y desarrollar servicios médicos para identificar de manera más sencilla ciertas enfermedades a partir de escaneos. Lógicamente, también se aplican para el desarrollo de robots que puedan realizar tareas industriales y domésticas.

El salario promedio de un perfil junior de este tipo oscila entre 300.000 y 500.000 dólares al año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close