22 de Noviembre de 2017
Digital House

Benchmarking: qué es y por qué es importante para tu negocio

En esta nota, no te pierdas todo lo que necesitás saber sobre este tema que cada día cobra más relevancia en el mundo empresarial.

En cualquier negocio es importante considerar varios factores para que éste marche sobre rieles. De la misma manera, hay que controlar ciertos agentes y factores. Para eso, se puede apelar al benchmarking, que es una metodología que consiste en buscar y encontrar a aquellos productos, servicios y procesos de trabajo de empresas líderes y que evidencien las mejores prácticas en su sector, con el objetivo de adquirir nuevos conocimientos para implementarlos en nuestra organización.

Por consiguiente, no se trata de copiar a la competencia, sino de recopilar nuevas ideas para mejorar nuestro negocio. A propósito, el benchmarking también puede realizarse tanto dentro de la misma organización, para comparar cómo se desempeñan las distintas áreas con el objetivo de que

las buenas prácticas de una se implementen en las otras.

Tipos de Benchmarking

  • Competitivo: Consiste en comparar tus productos, servicios, procesos y actividades con las de tus competidores para mejorar los propios resultados
  • Cooperativo:La información fluye de manera unidireccional, y sin reciprocidad
  • De Colaboración: Se comparte la información con un grupo de empresas, y cada una suma sus conocimientos para que todos mejoren.
  • Interno: Se utiliza para identificar las mejores prácticas de un departamento o sucursal y extender ese conocimiento a otros grupos dentro de la organización.

Por qué es importante

Gracias a esta metodología uno puede compararse con otras empresas, así como medir el potencial impacto de la aplicación de esas nuevas medidas.  Cualquier organización que trabaje con el sistema de mejora continua debería considerar hacer benchmarking.

Fases para su implementación

  • Implementación El objetivo principal es diseñar el plan de acción o estrategia a seguir en todo el proceso de investigación en general. Como sucede con cualquier planificación, se deben responder tres preguntas:  qué, quién y cómo.
  • Definir qué se va a someter a benchmarking: Si se reconocen cuáles son debilidades relacionadas con los productos, servicios o procesos de trabajo en nuestra organización, es fácil identificar quiénes son las compañías líderes en dichos procesos a comparar con nosotros.
  • Método: Hay que elegir si se va a apelar a la recopilación de información y análisis de datos. Para esto se pueden adquirir detalles fuentes internas (los medios de la firma en cuestión) o fuentes externas (medios de comunicación, análisis de mercado públicos, centros estadísticos, asociaciones profesionales que se dedican a recabar estos datos, etc.) o utilizando herramientas de análisis.
  • Recopilación: Luego de recopilar toda la información hay que analizarla estableciendo parámetros comparativos con el objetivo de encontrar diferencias al comparar nuestros ítems con los de las otras firmas.
  • Implementación: Se implementan los resultados adaptando y modificando procedimientos e infraestructuras.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close