29 de Octubre de 2018
Datos

5 claves para mejorar y mantener la calidad de los datos

Presentamos algunos tips para mantener la integridad, validez, exactitud, consistencia, disponibilidad y puntualidad de los datos para un uso específico.


Para sobresalir en los negocios de hoy las organizaciones confían cada vez más en las ideas generadas por el análisis de datos. Sin embargo, más datos no significa mejores perspectivas ya que no es la cantidad, sino la calidad de los datos lo que afecta el valor de los conocimientos.

En este sentido, según un sondeo de la consultora KPMG entre CEOs destaca que el 84 por ciento de los ejecutivos están preocupados por la calidad de los datos en los que se basan sus decisiones. En conclusión, se necesita una base de datos confiable.   

¿Cómo está el contexto? Los clientes generan enormes cantidades de datos en cada punto de interacción. Las empresas utilizan sistemas en toda la empresa y herramientas de terceros que nuevamente empujan más datos. Su volumen, variedad y velocidad aumentan por hora, pero lo que importa es cómo estos datos se utilizan de manera efectiva para formar un perfil de los clientes, comunicarse bien con ellos y presentarles los productos adecuados en el momento preciso. Así es como los datos ayudan a mejorar las operaciones comerciales y hacerlas eficientes. Además, las empresas siempre exploran formas de aprovecharlos para generar más ingresos y aumentar su rentabilidad.

Por qué importa la calidad  

La calidad de los datos es el grado en que la integridad, validez, exactitud, consistencia, disponibilidad y puntualidad para un uso específico. En resumen, una medida de cómo se ajustan los datos para el uso previsto. Esta cuestión sobre la calidad es uno de los mayores desafíos que enfrenta una empresa. El alto volumen y la complejidad de los datos recopilados en múltiples fuentes crea una enorme tarea para las empresas.   

Los problemas en la calidad afectan directamente a los procesos, ingresos, cumplimiento y análisis analógicos; mientras que las oportunidades perdidas y los costos operativos más altos también suelen atribuirse a este tema.  

Reconocer y planear la gestión de la calidad de los datos es crucial para el uso uniforme de los datos en toda la empresa.  Para eso, existen buenas prácticas, entre ellas para reducir el riesgo y aumentar la confianza en la gestión de la calidad de los datos mediante el empleo de estas mejores prácticas:

  • Definir la estrategia fundamental de calidad de datos e implementar el marco de gestión de calidad.
  • Identificar los factores que afectan la calidad de los datos, cuantificarlos y medirlos.
  • Estandarizar los procesos e implementar flujos de trabajo para la gestión de cambios.
  • Facilitar la curación colaborativa de datos.
  • Integrar tecnologías modernas como el aprendizaje automático para eliminar posibles retrasos y desarrollar mejoras iterativas.

Hay que recordar que la gestión de la calidad de los datos es un proceso continuo en toda la empresa de ahí la importancia de que los colaboradores sepan trabajar con datos.


Anotate en nuestras charlas abiertas y conocé todos los cursos que tenemos para vos -> acá

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close