15 de Septiembre de 2017
Alumnos

3 proyectos de alumnos enfocados en Diseño UX

La experiencia para el usuario de un producto puede ser el límite entre querer seguir usándolo o no. Descubrí algunos proyectos de alumnos pensados para resolver una problemática cotidiana, poniendo el foco en la experiencia de uso.

SuperFastSuperFast: ¿una aplicación móvil para comprar en el supermercado sin tener que pasar por las cajas de cobro? Suena ideal. Para utilizarla, el usuario debe descargar la app en su smartphone, loguearse e ingresar los medios de pago preferidos. Al pasar por las góndolas, cada vez que el consumidor elige un producto lo escanea con el dispositivo móvil y así se va llenando su carrito de compras virtual, al ritmo en el cual lo hace su changuito. Al finalizar el recorrido por el mercado, el comprador no pasa por la caja, sino que concluye desde la aplicación el proceso de compra. Como método de seguridad, es necesario colocar una clave justo antes de pagar.
“A muchas personas les gusta ir a hacer las compras para ver productos que van a consumir. Sin embargo, sienten que pierden el tiempo cuando realizan la fila a la espera de ser atendidos en la línea de caja. Por eso diseñamos esta solución”, explicaron Viviana Solberg y Flavio Forti, creadores de SuperFast.

Swapbox: esta aplicación vincula a los alumnos que necesitan materiales con aquellos a los que les sobran algunos. La propuesta consta de una aplicación móvil mediante la cual los usuarios ingresan los productos que donan, mientras que otras personas indican los ítems que retiran. La idea es que en universidades donde se estudien carreras como arte, diseño y arquitectura existan lockers para que los alumnos depositen y retiren los materiales, los cuales se abren mediante la app, y así queda registro de quien ingresa o retira productos.
“El 85% de los estudiantes de carreras artísticas tienen problemas para conseguir los materiales que necesitan debido a sus altos costos y poca reusabilidad”, explicó el grupo conformado por Yasmine Moya Ruiz, Mariano Perales y Martín Zaluki al realizar una investigación previa para analizar la viabilidad de la solución Swapbox.  

Boondit: los usuarios de transporte público sabemos que muchas veces tenemos que viajar incómodos, en colectivos abarrotados de gente. “Además, en nuestra investigación relevamos que, en promedio, una persona espera 32 minutos por día hasta que toma el medio de transporte que necesita”, dijo Diego Reich, que integró el grupo de trabajo junto con Agostina Figueredo y Matías Dimopulos. Con el objetivo de mejorar esta experiencia, el equipo pensó en la creación de Boondit, una aplicación que le permite al usuario elegir las mejores opciones para su viaje de manera fácil, inteligente y cómoda.  
“Si bien existen herramientas para saber cómo llegar de un punto a otro, ninguna informa acerca de las condiciones del colectivo”, señaló Matías Dimopulos.
Así, la aplicación informa cuánto tiempo falta para que el transporte llegue a la parada, minimizando la incertidumbre del pasajero. Además, señala dónde se encuentran las paradas y qué cantidad de personas viaja en el colectivo para poder decidir si se va a tomar esa unidad o si es mejor esperar a la próxima.

Para saber más sobre todo lo que podés hacer con los conocimientos del curso de Diseño de Experiencia de Usuario de Digital House,
hacé click acá.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close