¿Cómo imaginas la segunda mitad de tu vida profesional?

¿Cómo imaginas la segunda mitad de tu vida profesional?
¿Cómo imaginas la segunda mitad de tu vida profesional?

Débora Slotnisky

17 de agosto de 2020 - 3 min de lectura

Cuando en los años de juventud elegimos una profesión, usualmente pensamos que la ejerceremos de por vida. Pero claro, hay varios factores que quizás no tenemos en cuenta…


Por un lado, quizás no estamos al tanto de qué implica trabajar en esa disciplina. Por el otro, es probable que no estemos informados respecto a todos los campos de acción de esta profesión en particular, por ende, no estamos considerando sus especializaciones. Por último, y dado que el conocimiento avanza hoy de forma exponencial, tampoco consideramos las nuevas carreras que surgen en el contexto actual, muchas de las cuales podrían ser de nuestro agrado, o puede que incluso la profesión que elegimos de un giro de 180 grados de cara a la nueva necesidad de las organizaciones.

Como se ve, es muy probable que a lo largo de nuestra vida profesional nuestro perfil se reconfigure una y otra vez, de ahí que sea clave estar predispuestos a los cambios y enfocarnos en mantenernos empleables, es decir, que tengamos la capacidad de desarrollar nuestro perfil y habilidades en función a lo que demanda el mercado. Dado que las organizaciones no están encontrando los talentos que necesitan, quienes desarrollen sus capacidades digitales podrán ver que en vez postularse cientos de búsquedas laborales, posiblemente ocurra lo opuesto: las empresas se acercan para conocernos mejor y, eventualmente, contratarnos. 

Ser siempre empleable no significa abandonar nuestra profesión, sino adaptar nuestras aptitudes. Para avanzar en esta línea, y ser empleables más allá de los 35 o 40 años, es crucial  tener en cuenta una serie de conceptos para poder encarar con éxito la segunda mitas de la carrera profesional: 

·        Emprender: Si bien este término está asociado a pensar en una idea y trabajar duro para convertirla en un negocio rentable, en realidad también tiene otros significados. Por ejemplo, implica adoptar una mentalidad emprendedora para ser proactivo al momento de detectar oportunidades laborales, y una vez que analizamos qué tipo de perfiles buscan las empresas, es momento de desarrollar las capacidades que nos faltan para que nuestro perfil sea más atractivo. Al respecto, algunos casos concretos que  ya estamos viendo son los diseñadores gráficos que se reconvierten en Diseñadores de Experiencia de Usuario, los licenciados en Marketing que adquieren nuevos conocimientos de Marketing Digital, y los matemáticos, físicos y afines que le dan un giro a su carrera al convertirse en Científicos de datos.  

   

·        Aprendizaje continuo: Todo está cambiando todo el tiempo. La única manera de mantenerse a la vanguardia es considerando al aprendizaje como parte de la rutina diaria. Para eso, lo recomendable es leer blogs, libros, mirar videos y escuchar podcasts. De la misma manera, es fácil mantenerse actualizado a través de cursos 100% a distancia, que permiten aprender en base a la práctica desde cualquier lugar. 

 

·        Mejora continua: Todo es perfectible. Pero esta realidad, lejos de frustrarnos, debe servirnos para saber que siempre podemos encontrar una mejor manera de hacer algo. De ahí que hoy más que antes sea tan importante trabajar en equipos diversos, ya que de cada integrante tiene una mirada particular de ver las cosas y esto hace que entre muchos cada aspecto pueda ser mejorado en función de la visión de los miembros. No en vano, una de las habilidades más requeridas en el mundo de los negocios es la capacidad de las personas a formar parte de equipos diversos y distribuidos.  

Los tres aspectos detallados tienen que ver con nuestra capacidad para “reinventarnos”. Y es que, para ser empleables, es esencial contar con esta destreza de poder reinventarnos profesionalmente en función de nuestros gustos e intereses, pero también analizando qué  tipo de perfiles requiere el mundo laboral en general y cada industria en particular.