Cómo el Big Data potencia al fútbol

Cómo el Big Data potencia al fútbol

Cada Mundial es una oportunidad para conocer nuevas tecnologías. En Qatar 2022 los grandes volúmenes de datos serán protagonistas.

Ya estamos en la cuenta regresiva para el inicio de Qatar 2022 y eso significa que el mundo se tiñe de fútbol.

En este deporte, que es uno de los más populares del mundo, la tecnología se utiliza y mucho. Tanto entrenadores como deportistas apelan a los últimos adelantos para tener una mejor performance. El Big Data, por ejemplo, está marcando un hito en la historia de la preparación de la próxima competición tanto para mejorar las destrezas de los atletas como para planificar la estrategia de juego en función de los patrones de los contrincantes.

La ciencia de datos también permite maximizar la rentabilidad del negocio deportivo y hasta logra que los árbitros sean más precisos en sus decisiones. Por ejemplo, una de las innovaciones que veremos en la Copa del Mundo Qatar 2022 es que la pelota oficial creada por Adidas y llamada Al Rihla, contará con una tecnología mediante la cual transmitirá datos en tiempo real a los árbitros.

Cómo se usa el Big Data en el fútbol hoy

El funcionamiento de la ciencia de datos en el campo del deporte funciona como en cualquier otra industria: se recolectan datos, se limpian, se analizan y se visualizan. Todo este proceso a lo largo del ciclo de vida de los datos es realizado por los científicos de datos o data scientists, que son los profesionales preparados para obtener información de valor a partir de los datos.

El análisis del Big Data en el fútbol ayuda en numerosos aspectos: a anticiparse a posibles lesiones de los jugadores, a calibrar su alimentación, a entender el juego del rival, a comprender cómo se mueven los fanáticos por el estadio y mucho más. Para eso, los sensores son clave: algunos se colocan en los deportistas para ser estudiados en tiempo real mediante herramientas analíticas que permiten identificar los errores tácticos. De esta manera, los entrenadores pueden solucionar los problemas del atleta. Otros tantos se colocan en la cancha, y así es posible obtener infinidad de datos para acceder a nuevo conocimiento.

"Durante la semana analizamos las estadísticas y datos del rival basado en una serie de partidos. Uno de los trabajos es identificar dónde realizan la posesión, y en qué sector se dan los pases fallidos. De esta forma podemos empezar a ver dónde podemos sacar un provecho de esos datos", explicó recientemente el ex futbolista Martín Palermo en el marco de un evento para detallar cómo el registro y análisis de datos contribuye a su tarea actual como técnico.

Al analizar a cada uno de los jugadores en acción es posible generar modelos predictivos para anticipar cómo serían las jugadas al momento de la competencia. También, tras analizar datos de partidos pasados es posible predecir goles, tiros fuera, pases de gol y muchas acciones más. Con esto pueden estimar próximos resultados ya que se combinan con duelos defensivos, tarjetas amarillas e intercepciones de balón, entre otros.

Pero más allá del propio juego, la ciencia de datos se usa también a nivel del negocio. Por ejemplo, en Marketing permite implementar campañas personalizadas entre los fans y predecir qué publicidad, promoción o actividad de comunicación impactará con mayor éxito entre los aficionados.

Hoy es posible ser parte del universo del fútbol desde el área de Tecnología porque los clubes y la industria en general están contratando científicos de datos. Si querés sumarte a esta generación de profesionales que está revolucionando al sector de los deportes, primero debes capacitarte. El curso de Data Science de Digital House tiene una duración de 7 meses, la cursada se realiza a distancia, y a lo largo de las clases aprenderán en base a la práctica todo lo necesario para que cuentes con un perfil idóneo para incorporarte en el marco laboral de forma tan rápida como efectiva.